Please enable JavaScript to view the comments powered by Disqus. Retrato del 2020 | Diario1
Otros temas: MundoArte y CulturaSe dice que...Suscríbete a Nuestro Newsletter

ZonaMultimedia

¿Dónde estoy? | GALERíAS DE FOTOS

Retrato del 2020

En la parte superior el artista muestra la simbología precolombina, específicamente el nacimiento del Jaguar con Chipeltotec seguido de la Mujer Flor, dos imágenes que dan identidad a los distintivos históricos de los pueblos originarios. FOTO: D1/MIGUEL LEMUS DISEÑO: D1/MANUEL JACINTO
El artista le da simbolismo a la vida y a la muerte por medio de la representación del asesinato del Venado por el Jaguar ilustrado con tonalidades abstractas. FOTO: D1/MIGUEL LEMUS DISEÑO: D1/MANUEL JACINTO
En esta sección del mural, Bonilla representa a la conquista española por medio de la iglesia. Para el artista el genocidio es el origen de una historia de dominación. FOTO: D1/MIGUEL LEMUS DISEÑO: D1/MANUEL JACINTO
Esta sección es denominada como violación y mestizaje. FOTO: D1/MIGUEL LEMUS DISEÑO: D1/MANUEL JACINTO
En la imagen se ilustra el primer levantamiento indígena de los nonualcos en 1833, una sublevación campesina en El Salvador durante la existencia de la República Federal de Centro América. FOTO: D1/MIGUEL LEMUS DISEÑO: D1/MANUEL JACINTO
“Aquí se reivindica la historia, ya no se ve a Anastasio Aquino como un bandolero sino como un líder víctima de un liderazgo que buscaba ayudar a los más desposeídos”, agrega Bonilla. FOTO: D1/MIGUEL LEMUS DISEÑO: D1/MANUEL JACINTO
La parte central se refiere al primer grito de independencia en El Salvador. FOTO: D1/MIGUEL LEMUS DISEÑO: D1/MANUEL JACINTO
Modesto Ramírez, un dirigente asesinado en 1932 pero que según Bonilla, es poco conocido y por eso se le incluye en la obra. A un lado Prudencia Ayala como una de las mujeres mas representativas de la historia del país. “Fue candidata a la presidencia y para descalificarla fue considerada loca”, agrega el artista. FOTO: D1/MIGUEL LEMUS DISEÑO: D1/MANUEL JACINTO
En esta sección se muestra a Farabundo Martí, junto a Alfonso Luna y Mario Zapata líderes del levantamiento comunista de 1932 y en el fondo siendo fusilados en el contexto de la sublevación. FOTO: D1/MIGUEL LEMUS DISEÑO: D1/MANUEL JACINTO
En esta parte inicia lo mas sangriento del mural con una representación del genocidio de 1932, liderado por el General Maximiliano Hernández Martínez. FOTO: D1/MIGUEL LEMUS DISEÑO: D1/MANUEL JACINTO
Con las protestas y la lucha de calle inicia la guerra civil de los años 80, el artista ubica a los personajes como parte de los rebeldes de la época. FOTO: D1/MIGUEL LEMUS DISEÑO: D1/MANUEL JACINTO
"Lo que sigue es la tortura, tortura política, de los líderes políticos hacia la población, siempre la historia muestra a la fuerza y el miedo como elemento determinante para la dominación". agrega Antonio Bonilla. FOTO: D1/MIGUEL LEMUS DISEÑO: D1/MANUEL JACINTO
en esta parte el artista representa a la víctimas anónimas del conflicto y la incansable búsqueda de las madres de los desaparecidos. FOTO: D1/MIGUEL LEMUS DISEÑO: D1/MANUEL JACINTO
“En este que está aquí que me interesa mucho, pongo al volcán de San Salvador con un montón de crucitas simbolizando todo el genocidio que hubo en esa época, pongo a Roque Dalton y a Jaime Suarez Quemain. Dalton asesinado por sus propios compañeros de izquierda, Jaime, un amigo mío, intelectual, fue asesinado por escuadrones de la muerte ”, según Antonio Bonilla. FOTO: D1/MIGUEL LEMUS DISEÑO: D1/MANUEL JACINTO
“En muchos casos los daños colaterales de la guerra se van heredando de generación en generación”, agrega Bonilla. FOTO: D1/MIGUEL LEMUS DISEÑO: D1/MANUEL JACINTO
“El Mayor, los militares, el pueblo, el rico gordo de tanta avaricia y el pueblo gritando con los niños sin futuro”, agrega Antonio Bonilla. FOTO: D1/MIGUEL LEMUS DISEÑO: D1/MANUEL JACINTO
“En esta parte, como en muchas de mis obras yo ubico a Monseñor Romero como centro de la historia de injusticia y siempre rodeado por esos personajes…”, agrega Antonio Bonilla. FOTO: D1/MIGUEL LEMUS DISEÑO: D1/MANUEL JACINTO
“Las dos miradas del bien y el mal a la forma de interpretarlo según la historia moderna”, agrega Antonio Bonilla. FOTO: D1/MIGUEL LEMUS DISEÑO: D1/MANUEL JACINTO
En este caso el autor hace una simbología de una familia desintegrándose a causa de la migración provocada por la guerra de los años 80. FOTO: D1/MIGUEL LEMUS DISEÑO: D1/MANUEL JACINTO
En esta parte hay un salto hasta el final de la guerra con el asesinato de los padres Jesuitas en el contexto de la ofensiva de 1989. FOTO: D1/MIGUEL LEMUS DISEÑO: D1/MANUEL JACINTO
“La mirada y las expresiones faciales que sacan a relucir las personalidades de los sacerdotes masacrados” agrega Bonilla. FOTO: D1/MIGUEL LEMUS DISEÑO: D1/MANUEL JACINTO
“En esta sección de la izquierda, el artista muestra la forma de hacer política de los deferentes gobiernos de la post guerra. Luego en la parte final “termino acá con esta muestra que yo le llamo el gran bailongo con la reconciliación del venado con el Jaguar donde el nuevo sol se combina con el volcán Chinchontepec” agrega Antonio Bonilla. FOTO: D1/MIGUEL LEMUS DISEÑO: D1/MANUEL JACINTO
Prev
Next

Desde la polémica instalación de una sesión plenaria por el presidente, Nayib Bukele, en la Asamblea Legislativa. Las atípicas imágenes de lugares sin gente debido a la prolongada cuarentena por el coronavirus, la crisis económica y las afectaciones por eventos climáticos a la población en riesgo, son parte del resumen fotográfico de Diario1 para este 2020.

FOTOGRAFÍAS: D1/MIGUEL LEMUS

El general y ex comandante de la Fuerza Aérea Salvadoreña, Juan Rafael Bustillo Toledo, muestra copia del informe de la Comisión de la Verdad para El Salvador, durante la audiencia de masacre de El Mozote en el Juzgado de Instrucción de San Francisco Gotera. En diciembre de 1981, miembros del batallón Atlacatl mataron a más de mil aldeanos durante una operación de contrainsurgencia, la masacre más sangrienta en historia contemporánea en América Latina. Bustillo Toledo está acusado de ser uno de los autores intelectuales de la masacre. FOTO: D1/MIGUEL LEMUS
El 9 de febrero el presidente, Nayib Bukele, ingreso al Salón Azul de la Asamblea Legislativa acompañado de un fuerte dispositivo militar, para presionar por la aprobación de un préstamo de 109 millones de dólares que supuestamente eran para financiar la tercera fase del Plan Control Territorial. FOTO: D1/MIGUEL LEMUS
Panorámica de la iglesia María Auxiliadora durante la celebración de una misa a puerta cerrada. Con estrictas medidas de bioseguridad para prevenir contagios del coronavirus SARS-CoV-2, los feligreses católicos regresaron hasta el 30 de agosto a los templos tras varios meses de ausencia. FOTO: D1/MIGUEL LEMUS
Viajeros fueron puestos en cuarentena en centros de contención por sospecha de haber contraído coronavirus durante el inicio de la pandemia en el país. FOTO: D1/MIGUEL LEMUS
El 18 de marzo la ciudad de Metapán, en Santa Ana, fue cercada por un dispositivo compuesto por elementos de la Fuerza Armada y agentes de la Policía Nacional Civil. Esto luego que el presidente Nayib Bukele confirmara el primer caso de COVID-19. Al llegar a las cercanías de la ciudad un cerco restringía el paso a peatones, vehículos y camiones de carga internacional. En el lugar pueden observarse llegar doctores, ciudadanos que llevan víveres, colchonetas e insumos médicos. FOTO: D1/MIGUEL LEMUS
Una señora y su hija, quien padece cáncer infantil, se retiran de una zona de aglomeración en Santa Tecla. El 30 de marzo, desde horas de la madrugada, una serie de aglomeraciones se observaron en los Centros de Atención por Demanda (CENADE). Centenares de personas en todo el país llegaron a las diferentes sedes para cobrar los $300 de subsidio ofrecidos por el Gobierno. FOTO: D1/MIGUEL LEMUS
Con el cerco sanitario en algunas calles del centro de San Salvador la mayoría de negocios tuvieron que cerrar. En los solitarios pasillos que rodean la Iglesia El Calvario y que conducen al mercado central, se pudieron observar varios grafitis alusivos a la Mara Salvatrucha. Estas expresiones muestran el dominio que una de las principales estructuras criminales del país tiene en el centro de la capital. En esta zona, normalmente sería imposible transitar. FOTO: D1/MIGUEL LEMUS
Durante los periodos vacacionales, las principales playas del país permanecieron completamente solas en cumplimiento a la cuarentena. Los turistas no acudieron en masa como suelen hacerlo para estos días. FOTO: D1/MIGUEL LEMUS
Para cumplir la disposición de usar mascarillas para andar en la calle y debido a la escasez de estas, muchos salvadoreños se las ingeniaron para hacer efectiva esta obligación. Trapos, toallas y pañuelos fueron usados para que la Policía (aún en contra de las resoluciones de la Sala de lo Constitucional) no los capturaran y los llevaran a los centros de contención. FOTO: D1/MIGUEL LEMUS
Una mujer protesta y pega carteles en las ventanas de un hotel en Antiguo Cuscatlán para denunciar que sus derechos humanos están siendo violentados porque ya cumplieron el periodo establecido de confinamiento y no los dejaban salir. FOTO: D1/MIGUEL LEMUS
Elvis Stanley Ramos es un joven discapacitado que se dedica al arte escénico del estatuismo. Él perdió su brazo derecho al caer del tren “La Bestia”, cuando intentó migrar a Estados Unidos. Es uno de los cientos de artistas que se quedó sin ingresos económicos durante la emergencia por el coronavirus en El Salvador. FOTO: D1/MIGUEL LEMUS
Un niño hijo de artistas de circo, muestra las fotografías de su familia. En un predio del municipio de Lourdes, el circo “Las Vegas” permaneció varado durante todo el confinamiento. De la noche a la mañana los planes de los artistas fueron cancelados. Debido a la emergencia por el coronavirus tuvieron que suspender las funciones. FOTO: D1/MIGUEL LEMUS
Durante la emergencia por coronavirus una de las mayores dificultades para la población en mayor riesgo de contagio por coronavirus, fue la obtención de medicamentos y la continuidad de sus tratamientos. Esta situación puede observarse en el Hospital Policlínico Arce, del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) en el centro de la capital. La mayoría de los pacientes pacientes que ahí llegan son adultos mayores. Tienen que esperar un promedio de tres horas de pie, bajo el sol y algunos han realizado largos viajes desde diversas zonas del interior del país. FOTO: D1/MIGUEL LEMUS
Unas mujeres tratan de recuperar algunas pertenencias después que su casa fue derrumbada por una corriente de agua. Las intensas lluvias generadas por la depresión tropical Amanda en El Salvador causaron la muerte de al menos diez personas. En la comunidad Nuevo Israel la corriente arrasó con algunas casas a la orilla de la quebrada, en las inmediaciones de la calle Las Amapolas, en San Salvador. FOTO: D1/MIGUEL LEMUS
Trabajadores de una funeraria trasladan los restos de siete miembros de una familia que fueron soterrados por un alud de tierra en Santo Tomás, San Salvador. Las personas vivían en la parte alta de un cerro, sus viviendas colapsaron debido a la acumulación de humedad en el terreno producto de las intensas lluvias tras el paso de la tormenta tropical Amanda y después Cristóbal. FOTO: D1/MIGUEL LEMUS
La plaza al Divino Salvador del Mundo es uno de los cuatro puntos estratégicos de la capital donde día a día se realizan pruebas para la detención de covid-19. FOTO: D1/MIGUEL LEMUS
El 1 de julio falleció el fotoperiodista, Franklin Américo Rivera Martínez, conocido como “Meco”. Según informaron habría fallecido por Covid-19. Imagen de la salida del ataúd del Hospital de Especialidades del Seguro Social. FOTO: D1/MIGUEL LEMUS
El 28 de septiembre diversas organizaciones feministas y de derechos humanos se concentraron en el Monumento a la Constitución para exigir la reforma del artículo 133 del Código Penal. Según las organizaciones, la aprobación de la reforma permitiría el aborto únicamente bajo cuatro causales: cuando el embarazo sea producto de una violación sexual, cuando el embarazo esté relacionado con la trata de personas, cuando este ponga en riesgo la vida de la mujer y a menores de edad cuando sean víctimas de violación. FOTO: D1/MIGUEL LEMUS
Con estrictas medidas de seguridad y después de siete meses sin actividad, el 11 de octubre se reanudo la actividad deportiva en los estadios. Los cuerpos técnicos, jugadores y principalmente los aficionados debieron cumplir los lineamientos sanitarios para evitar que los recintos deportivos se conviertan en focos de contagios de covid-19 y que esto permita el normal desarrollo del torneo. FOTO: D1/MIGUEL LEMUS
Malabaristas, músicos, payasos y estatuistas, conjuntaron sus expresiones artísticas para crear conciencia sobre las medidas de prevención con las que se puede evitar un incremento en los contagios de covid-19. FOTO: D1/MIGUEL LEMUS
Tumba de la Mara Salvatrucha en el cementerio de Santa Tecla. FOTO: D1/MIGUEL LEMUS
Este año las actividades de celebración en honor a la Virgen de Guadalupe fueron modificadas con el fin de evitar contagios de covid-19. Los fieles ingresaron al templo cumpliendo las normas de bioseguridad, la afluencia de personas fue controlada por lo que muchos se conformaron con hacer sus oraciones afuera del portón principal de la Basílica. FOTO: D1/MIGUEL LEMUS
Año con año decenas de artesanos y vendedores del centro capitalino, ofrecen a los ciudadanos diferentes opciones de figuras a escala para armar sus nacimientos. Las imágenes se caracterizan por su variedad de color, tamaño y técnica de elaboración. También representan escenas cotidianas, para el caso, la pandemia del covid-19 ha sido uno de los acontecimientos más determinantes del 2020. FOTO: D1/MIGUEL LEMUS
Prev
Next
YouTube Diario1 TV

Galería de Fotos

Videos