Otros temas: MundoArte y CulturaSe dice que...Suscríbete a Nuestro Newsletter

ZonaMultimedia

¿Dónde estoy? | GALERíAS DE FOTOS

Impactantes inundaciones en Perú

Yancy Celina tiene 36 años y vende artículos para madres afuera del Hospital Primero de Mayo del Seguro Social. Foto D1/Miguel Lemus.
43 de sus 63 años José Eduardo los ha pasado dándole brillo a diversos zapatos en la Plaza Bolívar del centro de San Salvador. Foto D1/Miguel Lemus.
Después de 12 años como artesano Luis Alfredo “asegura que no importa el trabajo hay que reinventarse cada día”. Foto D1/Miguel Lemus.
Una niña recién nacida descansa después de un agotador llanto, su sueño da espacio a su papá de preparar los alimentos que vende dentro de un circo. Foto D1/Miguel Lemus.
Antonia tiene 72 años de los cuales 45 los pasó recolectando granos de café en varias fincas de Sonsonate. Foto D1/Miguel Lemus.
Luis Villatoro es un payaso de circo que tiene mas de 10 años de vivir detrás de una carpa que se instala en cada lugar de Centroamérica donde llegan de gira al lado de su esposa y sus tres hijos. Foto D1/Miguel Lemus.
Un agente policial llega a una escena de crimen minutos después de cometido un homicidio. Foto D1/Miguel Lemus.
Fernando Sánchez Maravilla es relojero desde hace 62 años, desde hace un tiempo a su lado permanece su hija heredando su conocimiento. Foto D1/Miguel Lemus.
Lo que José Rivas ha visto, olido y tocado en sus 24 años como sepulturero asegura que “podría dejar sin comer a cualquiera”. Foto D1/Miguel Lemus.
Don Víctor Gabriel ha optado por la venta ambulante de juguetes de cuerda después de pasar la mayor parte de su vida manejando un taxi que le fue robado hace dos años. Foto D1/Miguel Lemus.
Rosa de Cornejo tiene 48 años, por mas de 20 años se ha dedicado a la venta de artículos de primera necesidad para pacientes ingresados en el Hospital Rosales de San Salvador. Foto D1/Miguel Lemus.
43 años de vender carbón han pasado factura en el sistema respiratorio de Marta, a sus 51 años resiente una serie de enfermedades respiratorias producto del polvillo que despide el mineral que comercializa. Foto D1/Miguel Lemus.
Prev
Next

Perú intenta reponerse el domingo de los estragos causados en sus costas por avalanchas de lodo y piedras así como por el desborde de ríos que, tras haber golpeado la capital, se ensañaban nuevamente con la zona norte, inundando ciudades y cortando carreteras.

El sábado, una turbia y potente riada -la quinta de los últimos días- llegó hasta el mismo centro de la ciudad de Trujillo, la tercera más importante del país, colmando sus calles y obligando a la ciudadanía a descalzarse y a abrazarse unos con otros para poder atravesar las calles sin ser arrastrados.

Los “huaicos”, como se conoce en Perú a las avalanchas que descienden de los cerros tras fuertes lluvias o desbordes de ríos, volvieron a deslizarse como serpientes de lodo por las calles de la ciudad, arrasando todo a su paso: viviendas, pertenencias, personas.

Foto D1/AFP

Prev
Next
YouTube Diario1 TV

Galería de Fotos

Videos