Otros temas: MundoArte y CulturaSe dice que...Suscríbete a Nuestro Newsletter

ZonaDeportiva

¿Dónde estoy? | DEPORTES INTERNACIONALES

Coutinho y el debut como titular que empezó en el coche de Messi

La primera noche de Coutinho acabó con final feliz para el Barcelona.

EFE
Foto Barcelona
Foto Barcelona

Si el pasado jueves ante el Espanyol tuvo suficiente con veinte minutos para dar pinceladas de su calidad, el brasileño Philippe Coutinho se contagió del juego irregular del Barcelona y, de más a menos, completó ante el Alavés (2-1) 66 minutos tan discretos como el juego de su equipo.

El debut del carioca empezó en el coche de Leo Messi y acabó con una remontada que se completó en el segundo tiempo, ya sin él en el terreno de juego.

Que el brasileño es un jugador llamado a marcar diferencias, nadie lo duda en el Camp Nou, pero en los 66 minutos que jugó ante el Alavés no acabó de encontrar su sitio.

Tampoco fue el mejor partido de Messi, ni de Iniesta que, incomodados por el planteamiento sólido de Abelardo Fernández, no pudieron brindar a su nuevo compañero un debut más plácido.

Pese a ello, Coutinho parece haber entrado con buen pie en el vestuario del primer equipo azulgrana. Seguramente ha ayudado su amistad con Luis Suárez, con el que coincidió en el Liverpool.

Un ejemplo de esta buena conexión lo demuestra la llegada del brasileño al Camp Nou. Empezó Coutinho su primer día como titular en el coche de Messi. El argentino pilotó el auto, Luis Suárez se situó de copiloto y el brasileño ocupó uno de los asientos traseros.

Los tres jugadores también se adentraron juntos hasta las tripas del Camp Nou, donde les esperaba Valverde para dar las últimas indicaciones antes de un partido que fue de todo menos sencillo para los azulgranas.

Después de encadenar varios partidos en una dinámica ascendente en su juego, el Barcelona se vio las caras con un Alavés que sabía cómo desactivar los planes de Valverde, que hoy apostó no solo por Coutinho, sino también por Paulinho, Rakitic e Iniesta en la medular.

Esta vez el exjugador del Liverpool jugó de inicio en la derecha y no en la izquierda, donde se situó en los primeros veinte minutos del partido copero contra el Espanyol. No jugó de extremo, tampoco fue un interior convencional. Entre sus funciones: conectar con Messi y Suárez, servir los saques de esquina y generar líneas de pase con las subidas irregulares de Semedo por la derecha.

En una de éstas, el brasileño habilitó con un toque de clase al portugués que no acertó, sin embargo, en encontrar un rematador dentro del interior del área.

Fue la pincelada más destacada del jugador carioca en un primer tiempo discreto como el de su equipo, que no solo fue incapaz de agrietar la férrea defensa vitoriana sino que recibió un tanto a la contra de John Guidetti.

Tras la reanudación, no mejoraron la sensaciones ni del equipo ni de Coutinho que, por momentos, se situó en la izquierda, cerca de Iniesta, que tampoco acababa de generar juego ante la concentración defensiva del cuadro vitoriano.

Valverde buscó revertir la situación con un cambio de laterales. Entraron Alba y Sergi Roberto y ni en éstas el equipo conseguía encontrar ni el juego ni el gol.

En el minuto 66, se acabó la noche del debut para Coutinho. En su lugar entró Alcácer y el Barcelona asedió con algo más de intención la portería de Pachecho. Seis minutos después de su cambio, Suárez anotaba el primero y en el 84 Messi, en un libre directo, completaba la remontada.

La primera noche de Coutinho acabó con final feliz para el Barcelona. En su regreso a casa, el brasileño tendrá una nueva oportunidad para repasar su partido junto a Messi y Suárez. No fue su mejor noche, pero seguro que llegarán más.

Últimas noticias

Zona multimedia

Lo más...