Otros temas: MundoArte y CulturaSe dice que...Suscríbete a Nuestro Newsletter

Zona1

¿Dónde estoy? | REPORTAJES

Sociedad vinculada a Salazar Romero insiste en destruir sitio arqueológico

La sociedad Inversiones Fénix tiene profundos vínculos con la constructora Salazar Romero, empresa que en el pasado ha sido cuestionada por malas construcciones.

Redacción
Fotoarte D1.
Fotoarte D1.

Inversiones Fénix, sociedad vinculada a la empresa constructora Salazar Romero, no se detiene en su intención de destruir el sitio arqueológico Tacuscalco, ubicado en el municipio de Nahulingo, departamento de Sonsonate.

De momento ninguna autoridad ha logrado detener la construcción de la residencial que Inversiones Fénix pretende construir en ese sitio arqueológico.

La Secretaría de Cultura informó que ese sitio fue declarado Bien Cultural mediante un acuerdo ejecutivo elaborado en 1997. Lo declararon así por ser uno de los sitios arqueológicos  más importantes del país.

Según fuentes históricas y documentos de la conquista (entre ellos el Lienzo de Tlaxcala y las cartas de relación de Pedro de Alvarado), en Tacuscalco se realizó la segunda batalla que los conquistadores españoles,  junto a indígenas aliados, libraron contra los habitantes del lugar en 1524 d. C.

Tacuscalco está protegido por la Ley Especial de Protección al Patrimonio Cultural de El Salvador (LEPPCES) por estar catalogado un Bien Cultural.

De acuerdo con una investigación de el periódico El Faro.net, Inversiones Fénix tiene profundos nexos con la también empresa constructora Salazar Romero. Los documentos del Registro de Comercio indican que Inversiones Fénix fue creada el 21 de marzo de 2014, con un capital de dos mil dólares, por el abogado Rodolfo Joaquín Recinos de León y el motorista Víctor Manuel Molina Chachagua.  En los dos años siguientes, extrañamente, aumentaron las inversiones a $22.8 millones por proyectos inmobiliarios relacionados con la constructora Salazar Romero.

“El fundador y representante legal de Fénix, Recinos de León, contra quien la fiscalía solicitó el requerimiento, es uno de los abogados de Salazar Romero. En el 2014, él representó a Salazar Romero en un caso de robo que sufrió la compañía en Santa Ana; un año después, el abogado Recinos de León tramitó la desmembración de un terreno en el cantón Suchinango de Apopa, propiedad de Salazar Romero. Hasta el año 2015, el abogado Recinos de León consignaba como su dirección la misma dirección donde está ubicada la gerencia legal de Salazar Romero: una oficina ubicada en el kilómetro 19 y medio de la nueva autopista que conduce hacia el Boulevard Constitución, en Apopa. La oficina está en la Metrópoli San Gabriel Sur, un proyecto habitacional de Salazar Romero”, escribió El Faro.

Foto Secretaría de la Cultura.

Foto Secretaría de la Cultura.

Denuncias

A finales de agosto de 2017, la Dirección Nacional de Patrimonio Cultural y Natural de la Secretaría de Cultura recibió una denuncia por daños al patrimonio arqueológico de Tacuscalco por parte de la constructora Inversiones Fénix, la cual desarrolla el proyecto “Urbanización Las Victorias”.

Tras recibir la denuncia, el Departamento de Arqueología de Secultura inspeccionó el terreno y constató la presencia de material cultural prehispánico destruido.

Entre el material prehispánico destruido hay fragmentos de cerámica, obsidiana y lítica, que salieron a la superficie debido a las obras de terracería realizadas por la empresa constructora, la cual no contaba con los permisos establecidos en la Ley Especial de Protección al Patrimonio Cultural de El Salvador.

“Ante la falta de permisos de Secultura y la evidente destrucción del patrimonio arqueológico, se puso paro de obra al proyecto y se ordenó un estudio arqueológico, el cual fue realizado entre el 13 de septiembre y el 12 de octubre de 2017 por dos arqueólogos independientes,  bajo la supervisión del  Departamento de Arqueología, en el cual se determinó que los limites culturales de Tacuscalco se extienden en los inmuebles intervenidos por la constructora Fénix”.

La Dirección Nacional de Patrimonio Cultural y Natural, con base a la ley y al informe técnico de los arqueólogos independientes,  emitió una resolución con medidas de protección en un segmento del terreno en el que se desarrolla el proyecto habitacional.

“Dichas medidas no permiten las construcciones, incluyendo lotificaciones, parcelaciones, urbanizaciones, caminos, calles, antenas de transmisión, hoyos o pozos, arado con maquinaria pesada y cualquier otra intervención de suelos que no haya sido aprobada y supervisada por la Dirección Nacional de Patrimonio Cultural y Natural de Secultura”.

MARN cuestiona permiso 

El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) pidió el pasado 5 de abril  a la Fiscalía General de la República (FGR) que suspenda las obras del proyecto “Urbanización Las Victorias”.

Foto de @GobSV_Comunica

Foto de @GobSV_Comunica

El MARN envió un escrito a la empresa Fénix, S.A. de C.V. donde solicitó suspender las obras del proyecto. En la carta también piden un informe sobre el tipo de actividades que se ejecutaron y su finalidad.

La ministra Lina Pohl, junto a un equipo de técnicos y representantes de la Fiscalía, realizaron una inspección para emitir medidas legales en los próximos días. “Lo que están haciendo no corresponde a lo que dice el permiso otorgado en el año 2007″, dijo.

En el permiso ambiental otorgado el 31 de mayo de 2007, el proyecto se describe como el establecimiento de 643 lotes con fines habitacionales. Cada uno tendría un área entre los 120 m2 y 450.45 m2. El Estudio de Impacto Ambiental aprobado no contempla la construcción de viviendas por parte del titular, sino por parte de cada propietario.

Foto Secretaría de la Cultura.

Foto Secretaría de la Cultura.

Noticiero 1

Entrevista Al Punto

Últimas noticias

Zona multimedia

Lo más...