Otros temas: MundoArte y CulturaSe dice que...Suscríbete a Nuestro Newsletter

Zona1

¿Dónde estoy? | REPORTAJES

Enrique Rais y uno de sus helicópteros están en Suiza

El prófugo de la justicia también ha registrado en Suiza uno de sus helicópteros, el Robinson R44II.

Redacción
Foto D1, archivo.
Foto D1, archivo.

Diario 1 reproduce íntegramente una investigación de la revista Factum en la que se revela que Enrique Rais, prófugo de la justicia acusado por delitos de corrupción y fraude, vive en Suiza desde abril de este año.

***

Enrique Rais se registró como vecino residente en Suiza el 16 de abril de 2017, según un documento emitido por las autoridades municipales de Morges, una pequeña ciudad ubicada en el suroeste del país, del cual Revista Factum tiene copia. El empresario salvadoreño comunicó a las autoridades suizas que había fijado su residencia en el número 51 de la Rue Louis-de-Savoie de la ciudad, donde viven poco menos de 16,000 personas.

Además de registrarse como residente en el municipio de Morges, algo que le exige la ley local, Factum confirmó con autoridades del país europeo que Rais también registró en Suiza uno de sus helicópteros, el Robinson R44II marca de fábrica 13249, bajo la matrícula HB-ZAW, en mayo de 2017. La aeronave provenía de Florida, Estados Unidos, donde estaba registrada con matrícula N4488N. El helicóptero es una de las cuatro aeronaves que fueron retenidas en abril de 2016 por autoridades estadounidenses luego de que perros antinarcóticos detectaran rastros de droga en dos de ellas.

La investigación documental realizada para escribir esta nota indica que el apartamento de la Rue Louis-de-Savoie es alquilado. Rais, no obstante, tiene tres propiedades registradas en Suiza.

Una es otro apartamento ubicado muy cerca del registrado como residencia, a unos cinco minutos a pie, en el número 11 de la Rue de Lausanne, también en Morges. Ambas viviendas están ubicadas cerca de Lausanne, la ciudad suiza que es sede del Comité Olímpico Internacional.

Otra de las propiedades de Rais es un apartamento en el complejo Swiss Diamond Hotel en Vico Morcote, una localidad cerca del lago Lugano, en el sur del país, fronteriza con Italia. Una investigación previa de Revista Factum reveló que Rais utilizó en parte fondos de la empresa Manejo de Desechos Sólidos de El Salvador (MIDES), de la cual fue presidente, para pagar por esa propiedad.

 Traducción del documento. “Solicitud de información: En respuesta a su solicitud de información, le informamos de los datos relativos a la persona designada, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 22 de la Ley de Control de los habitantes, de 01.05.2010. NOTA: El municipio declina toda responsabilidad por la exactitud de esta información. Atentamente, la Oficina de Población”. *Se ha difuminado el nombre del funcionario que firmó el documento de prueba de residencia de Enrique Rais en Morges en cumplimiento a disposiciones legales en Suiza. Imagen Factum.


Traducción del documento. “Solicitud de información: En respuesta a su solicitud de información, le informamos de los datos relativos a la persona designada, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 22 de la Ley de Control de los habitantes, de 01.05.2010. NOTA: El municipio declina toda responsabilidad por la exactitud de esta información. Atentamente, la Oficina de Población”. *Se ha difuminado el nombre del funcionario que firmó el documento de prueba de residencia de Enrique Rais en Morges en cumplimiento a disposiciones legales en Suiza. Imagen Factum.

Rais también tiene una casa tipo chalé en el número 21 de la Route de la Boule de Gomme en Leysin, una ciudad ubicada a unos 80 kilómetros del apartamento de Morges. Esta propiedad tiene 800 metros cuadrados y el dueño es José Rais, de acuerdo con registros públicos de propiedad consultados en Suiza.

El pasado 3 de octubre, dos reporteros suizos que trabajan para el periódico Tages-Anzeiger, basado en Zurich, visitaron la dirección de la Rue Louis-de-Savoie en Morges, escrita en el registro -que es del dominio público- y tocaron el timbre de la calle correspondiente al apartamento ubicado en el tercer piso etiquetado con el nombre “Rais”.

Los reporteros mostraron una foto de Rais a una de las vecinas, quien confirmó que el hombre fotografiado vive allí: “Lo vi aquí justo ayer, no está en El Salvador”, dijo la mujer.

En el buzón correspondiente al apartamento del tercer piso del edificio hay una etiqueta en la que se lee RAIS, y en un etiqueta encontrada cerca del buzón dice Annete & Jose. Annete es la esposa de Enrique Rais.

Cuando los periodistas abandonaron el edificio, ubicado en el centro histórico de Morges, dos agentes de la policía municipal los interceptaron: Rais había alertado a las autoridades locales de la presencia de los reporteros.

Tras revisar los documentos de identidad de los periodistas, los policías hablaron con Rais en el tercer piso del edificio. El empresario salvadoreño dijo que no quería hablar con los reporteros. Los policías accedieron a llevar a Rais un cuestionario con preguntas sobre sus propiedades en Suiza, sus negocios y sus problemas legales en El Salvador. Mediante los agentes, Rais hizo saber que se pondría en contacto con los reporteros a través de su abogado. Hasta el cierre de esta nota, el 10 de octubre de 2017, ni Rais ni sus abogados en Suiza habían emitido comentarios.

El registro de todas las propiedades listadas a nombre de José Rais o Enrique Rais fue confirmado en bases de datos públicas de registros de propiedad estatal en Suiza. Se confirmó con las autoridades suizas correspondientes que esos registros están actualizados a la fecha.

Buzón del apartamento del en Morges, Suiza, donde Enrique Rais ha establecido residencia desde abril de 2017. Foto Factum

Buzón del apartamento del en Morges, Suiza, donde Enrique Rais ha establecido residencia desde abril de 2017. Foto Factum

En El Salvador, Rais está acusado de falsedad ideológica, fraude procesal, omisión de investigación, cohecho activo (soborno), prevaricato, falsedad documental y cohecho propio. La Fiscalía General de la República (FGR) lo acusa de cometer estos delitos como parte de un esquema de corrupción que el empresario manejaba con el ex fiscal general Luis Martínez, quien está en prisión preventiva por este caso. El pasado 6 de octubre, la Fiscalía presentó el dictamen de acusación al juez que lleva el proceso, en el que confirma los cargos.

Factum contactó a Hernán Cortés, uno de los abogados de Rais en El Salvador, para obtener sus comentarios respecto a la confirmación de que el empresario reside en Suiza mientras es prófugo de la justicia en El Salvador. Cortés confirmó que sigue representando a Rais pero negó estar en contacto directo con él. El 9 de octubre, Factum pidió al abogado un correo electrónico para trasladarle preguntas por escrito, a lo que respondió que hablaría con este medio personalmente sin dar hora o fecha específica. Al día siguiente, Cortés recibió a un periodista de Factum en su oficina pero no aceptó preguntas ni grabaciones ni dar su correo electrónico para recibir las preguntas.

[Un portavoz de la autoridad federal suiza de aviación confirmó la autenticidad del registro del helicóptero de Enrique Rais. Traducción del documento: “El registro de aeronaves suizas archiva la información de todos los vehículos aéreos registrados en Suiza. Contiene información detallada sobre el propietario y el encargado, el tipo de aeronave, el año de fabricación, el número de serie, el peso máximo al despegue (MTOM) y la clase de carga relacionada con el ruido”]
En sus ediciones electrónicas e impresa del miércoles 11 de octubre de 2017, el periódico suizo Tages-Ainzeiger publicó su versión de la investigación que revela la residencia de Enrique Rais en Suiza, así como la existencia de tres propiedades a nombre del empresario salvadoreño en ese país y el registro de uno de sus helicópteros. El Tages-Ainzeiger es un periódico de tirada nacional fundado en 1893. Su tiraje actual es de 70,000 ejemplares diarios.

El brazo corto de la justicia salvadoreña

José Aquiles Enrique Rais López se fugó de El Salvador hacia Guatemala el 13 de enero de 2017, horas después de que un tribunal de segunda instancia revirtió las medidas sustitutivas decretadas por la jueza Séptima de Paz de San Salvador, Evelyn Jiménez, quien había mandado al empresario a su casa y le retiró su pasaporte salvadoreño, no así el suizo.

El 12 de enero de 2017, la Cámara Primera de lo Penal de la Primera Sección del Centro revirtió lo actuado por la jueza Jiménez y ordenó la detención provisional de todos los imputados: además de Rais y Martínez, el exjuez Romeo Aurora Giammattei, los abogados Mauricio Antonio Álvarez Galvez y Wilfredo Ernesto Gutiérrez, el ex fiscal Julio Arriaza y Hugo Blanco Rais, sobrino de Enrique Rais y su hombre de confianza en varios negocios.

Según el fiscal general, Douglas Meléndez, Rais, Gutiérrez y Hugo Blanco salieron de Guatemala hacia República Dominicana ese mismo 13 de enero en el avión N54HT, propiedad del Grupo Rais International, y uno de los decomisados en Florida en abril de 2016. De acuerdo con una investigación de La Prensa Gráfica, el N54HT aterrizó en el balneario dominicano de Punta Cana el 14 de enero a las 2:04 a.m.

A partir de entonces, las autoridades salvadoreñas parecen haberle perdido la pista a Rais.

El documento de residencia en Morges dice que Rais se registró el 16 de abril de 2017 y que su lugar de procedencia es San Salvador, lo cual no significa necesariamente que ese día llegó a Suiza: la ley le da hasta 90 días después del arribo para registrarse. Esto pone el 16 de enero como primera posible fecha de llegada, dos días después de haber aterrizado en Punta Cana.

Fue hasta el 18 de enero que el juez octavo de Instrucción de San Salvador, Osmín Mira Montes, pidió al jefe de la Policía Internacional (Interpol) en El Salvador que emitiera una orden de búsqueda y localización de los acusados. Ese documento es la base legal para que la sede Interpol en Lyon, Francia, emita un código rojo, con el cual cualquiera de los países afiliados a Interpol, entre los que está Suiza, puede realizar las capturas.

Hasta ahora, Lyon no ha emitido el código rojo. Revista Factum consultó el pasado 28 de febrero la razón de por qué el código rojo contra Rais no había sido publicado. El 2 de marzo, la oficina de relaciones públicas de Interpol en Francia contestó: “Si un código rojo no es publicado es porque no ha sido solicitado o emitido para esa persona o porque el país emisor ha pedido que no se haga público”. Y: “El código rojo es emitido solo si el país miembro ha emitido toda la información requerida”.

El 7 de marzo el director de la Policía Nacional Civil (PNC), Howard Cotto, dijo que la información requerida ya había sido enviada. Lo cierto, no obstante, es que sigue sin haber un código rojo de Interpol a pesar de la orden emitida por el juez salvadoreño.

Imagen Factum

Imagen Factum

La FGR tampoco se hace cargo

El pasado lunes 9 de octubre de 2017, Revista Factum contactó con la Fiscalía salvadoreña para pedir una entrevista con el fiscal general o con quien él designase para comentar sobre la localización de Enrique Rais en Suiza. A través de Salvador Martínez, jefe de comunicaciones, la FGR contestó: “Es a la PNC a quien deberían de contactar para revelar ubicación… Son ellos los que hacen efectivas las órdenes”.

Factum trató de contactar a Alfredo Nolasco Acosta, oficial encargado de Interpol en El Salvador, a su teléfono personal. Esta revista hizo dos llamadas el lunes 9 de octubre a las 12:05 p.m. y a las 3:57 p.m.; se enviaron también dos mensajes de texto. Al cierre de esta nota no había habido respuesta.

Aunque, como dice el vocero de la Fiscalía, es a la PNC a la que toca ejecutar órdenes de captura y hacer las coordinaciones con Interpol en Francia en caso de códigos rojos, es al ministerio público al que toca pedir a otros países información sobre salvadoreños acusados o procesados judicialmente. Para ello existe un mecanismo internacional conocido como asistencia legal, el cual es tramitado a través de Cancillería y de la Corte Suprema de Justicia.

Factum consultó al vocero de la FGR salvadoreña si habían solicitado información sobre Rais a Suiza a raíz de que el empresario, según información de dominio público, tiene nacionalidad y pasaporte de ese país europeo: “(Si se solicitó información) no podría revelar la información porque tienen carácter de confidencial…”, dijo Martínez.

Factum y Tages-Ainzeiger confirmaron con la secretaría federal de justicia en Suiza y con la fiscalía de ese país que no han recibido petición alguna respecto de Enrique Rais. Un funcionarlo en la CSJ, que habló bajo condición de anonimato por no estar autorizado a hacerlo en público, dijo que sí ha habido peticiones de asistencia legal en el caso de Rais, pero ninguna dirigida a Suiza.

En Lausanne, donde Rais reside y donde tiene un apartamento, el fiscal Anton Rüsch dijo que tiene conocimiento de las acusaciones contra Rais, pero dio a entender que esa información no viene de las autoridades salvadoreñas. “Estamos al tanto de los alegatos hechos en la prensa internacional contra Enrique Rais”, aseguró Rüsch, quien se negó a confirmar o negar si su oficina ha abierto una investigación formal contra el empresario.

La conexión europea

En 2010, Enrique Rais y su esposa Annete compraron el apartamento de lujo en el complejo Swiss Diamond Hotel a la compañía Mabetex, propiedad del empresario y político suizo-kosovar Behgjet Pacolli.

Rais y sus asistentes intercambiaron correos electrónicos con ejecutivos de Mabetex, una sociedad suiza de bienes raíces basada en Suiza y fundada en 1991 por capitalistas kosovares, entre ellos Pacolli. La oferta inicial de venta fue de $175,000 divididos en cuatro pagos, dos por $25,000, uno por $50,000 y uno por $71,450.

Para realizar esos pagos, según intercambios de correo electrónico a los que Factum tuvo acceso, las referencias a cada desembolso se harían nombrando lugares o a una persona. Así, las referencias a los dos primeros pagos son Tuvalu y Kiribati, dos islas-estado en Oceanía, el tercero a nombre de Mentor Nazarko, ciudadano kosovar asistente de Pacolli, y el cuarto el nombre de la República Dominicana.

El 28 de septiembre de 2010, Rais autorizó al Banco Continental a transferir $15,000 desde la cuenta número 6-100-1601994, a nombre de la empresa MIDES, a la cuenta 0247-569469 del banco UBS SA ubicado en el número 6901 de la Piazza della Riforma de Lugano, localidad cercana al Swiss Diamond Hotel. La referencia de ese movimiento es CH35 0024 7247 5694 69M2 W. Ocho meses después, el 17 de junio de 2011, Rais refirió la cuenta suiza a varios de sus ayudantes para que a ella hicieran llegar dinero “para el closing del apartamento”.

Behgjet Pacolli, uno de los dueños de Mabetex, fue socio de Rais. Juntos exploraron varios negocios en Europa, incluso en África. Pacolli fue presidente de Kosovo entre febrero y abril de 2011 y luego viceprimer ministro de esa fecha hasta diciembre de 2014.

En julio de 2011, Rais y empleados de sus empresas en El Salvador -en 2012 su consorcio era dueño de 17 compañías según registros de comercio centroamericanos- tuvieron intercambios de correos electrónicos con funcionarios de la refinería albana Armo, uno de cuyos dueños es el asocio suizo-estadounidense Refinery Associates of Texas. En esos correos aparece copiado Essad Puskar, asistente de Mabetex y Pacolli que estuvo vinculado con las negociaciones por el apartamento en Lugano.

El 23 de febrero de ese año, Rais escribió en uno de los correos a los que Factum ha tenido acceso: “Mi amigo y socio… Pacolli fue juramentado… como presidente de Kosovo. Es lo que he estado esperando y nuestra empresa de relleno sanitario ya la habíamos iniciado en Trípoli y Lybia (sic)”.

Para enero de 2013, sin embargo, la relación entre Rais y Pacolli se había vuelto amarga. Otro correo enviado por el empresario, desde su dirección personal erais52@hotmail.com al que Factum tuvo acceso, da cuenta de ello. El 21 de ese mes, Rais escribió un mensaje titulado “Rais-Pacolli Challenger N440KM”, y en él hace referencia a una disputa legal entre él y el empresario kosovar por cuotas de mantenimiento del avión que ambos compartían. El N440KM es uno de los aviones incautados en Florida en 2016 en el que perros antinarcóticos encontraron restos de droga.

Horas antes de ese correo, Susanne Betz, del grupo Mabetex, había enviado una comunicación al Jonathan Davis, abogado de Rais en Estados Unidos, anunciando que tomarían medidas legales contra el salvadoreño por temas relacionados al avión.

Imagen Factum

Imagen Factum

Mientras duró, la relación entre Rais y Pacolli parece haber sido fructífera. En el N440KM ambos empresarios viajaron a varios países -17 según una comunicación electrónica- en busca de negocios. El 13 de agosto de 2011 el avión aterrizó en Nigeria, en África, con una comitiva de la que ambos formaban parte. El objetivo de esos viajes, según dice Rais en varios correos, es explorar oportunidades de negocios.

Fue con los contactos logrados en Kosovo que Rais afianzó, por ejemplo, derivados de petróleo que en enero de 2011 había ofrecido a través de Hydroil, otra de sus empresas, al consorcio Alba Petróleos, cuya compañía madre fue creada por funcionarios del partido FMLN y uno de sus hombres fuertes, José Luis Merino, actual viceministro de Inversión Extranjera del Ministerio de Relaciones Exteriores. En mayo de este año, el acalde de San Salvador por el FMLN, Nayib Bukele, otorgó un contrato por suministro de gasolina a Hydroil.

“Favor tomar especial cuidado a estos correos de la refinería de petróleo en Kosovo… Estoy negociando con ellos producto para Alba Petróleos. Es muy importante…”, escribió Rais en una comunicación del 15 de julio de 2010 a varios de sus empleados.

En uno de los informes enviado por Rais a varios de sus empleados sobre el viaje con Pacolli a Nigeria está copiado Erick Vega, uno de los asistentes personales de Merino.

Desde hace al menos dos años, Rais y Merino son sujetos de interés para varias oficinas del gobierno de los Estados Unidos. A principios de este mes, una fuente de la DEA confirmó a Revista Factum que en esa agencia sigue activa una investigación internacional a Enrique Rais. En septiembre, luego de una audiencia en el senado que vinculó a Merino con operaciones ilegales de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), las oficinas de los senadores Dianne Feinstein de California y Charles Grassley de Iowa han mostrado interés en obtener más información sobre ambos salvadoreños.Una orden de captura que nunca se convirtió en una orden de difusión roja de interpol. Autoridades salvadoreñas que nunca pidieron información a Suiza, el país del que Enrique Rais también es ciudadano, y con cuyo pasaporte no confiscado en el proceso penal en El Salvador pudo haber viajado para evadir la justicia. Oficinas de Estados Unidos que le siguen la pista. Y mientras todo eso ocurre, Enrique Rais y uno de sus helicópteros están en Suiza.

Últimas noticias

Zona multimedia

Lo más...