Otros temas: MundoArte y CulturaSe dice que...Suscríbete a Nuestro Newsletter

Zona1

¿Dónde estoy? | REPORTAJES

Merino, Lobo y Rais: ¿Un triunvirato del narcotráfico?

Porfirio Lobo es acusado de narcotráfico por la Fiscalía de Nueva York; Enrique Rais ha sido investigado en Miami por presuntamente transportar droga en sus aviones, mientras que José Luis Merino fue señalado por el senador Marco Rubio de “lavador de dinero y traficante de armas de clase mundial”.

Redacción
Foto Sergio Arauz. Tomada del blog El Diván
Foto Sergio Arauz. Tomada del blog El Diván

El empresario y prófugo de la justicia salvadoreño, Enrique Rais, siempre fue enfático en señalar que no solo el exfiscal general de la República, Luis Martínez, viajó en sus aviones privados, sino que también varios funcionarios públicos, incluso el actual presidente salvadoreño Salvador Sánchez Cerén, así como José Luis Merino, dirigente del FMLN.

A esa lista también se suma el expresidente hondureño Porfirio Lobo, a quien la Fiscalía de Nueva York acusó el sábado del delito de narcotráfico.

“Existe una relación cordial con el ex fiscal, pero no es solo él quien ha viajado. Han viajado funcionarios de gobierno, expresidentes, José Luis Merino, ha viajado el presidente de la República… sí, el actual presidente también viajó en una oportunidad. Acuérdese que yo estoy montando una empresa aérea”, dijo Enrique Rais en una conferencia de prensa montada la mañana de 27 de abril de 2016 en los tribunales de San Salvador, mientras era procesado por sus vinculación en una red de corrupción en el sistema judicial que procuraba favores legales para Rais, a cambio de dádivas de diverso tipo.

Entre esta lista de políticos que se han servido de los aviones de Enrique Rais figura el expresidente hondureño Porfirio Lobo Sosa, a quien la Fiscalía de Nueva York acusa de proteger a narcotraficantes junto a su hijo Fabio a cambio de sobornos, según un documento judicial al que accedió la agencia AFP.

El documento, con fecha del 28 de febrero y archivado el viernes, es un memorando del gobierno estadounidense previo a la audiencia en la cual un exjefe de la banda de narcotraficantes Los Cachiros aseguró que el expresidente nombró a su hijo Fabio como “interlocutor” del cártel.

Las explosivas acusaciones del exjefe narco Devis Leonel Rivera Madariaga, testigo del gobierno en el caso contra Fabio Lobo, han sacudido Honduras.

El documento hace eco de sus denuncias. “Comenzando aproximadamente en 2009, cuando Lobo Sosa buscaba la presidencia de Honduras, el acusado (Fabio Lobo) se unió a una conspiración para traficar drogas con su padre y otros al aceptar sobornos a cambio de proteger y asistir a traficantes en Honduras”, dice el memorando firmado por el exfiscal del distrito sur de Nueva York Preet Bharara -despedido este mes por el gobierno de Donald Trump- y los fiscales adjuntos Emil Bove y Matthew Laroche.

“Mientras Lobo Sosa era candidato a presidente de Honduras en 2009, los líderes de Los Cachiros le pagaron aproximadamente 500,000 dólares a cambio de protección política de investigaciones policiales, impedir la extradición a Estados Unidos y el otorgamiento de contratos de agencias gubernamentales hondureñas a compañías fachada para lavar dinero controladas por Los Cachiros”, añade.

Honduras no autorizó la extradición de narcotraficantes a Estados Unidos hasta aproximadamente 2012, y “ninguna extradición ocurrió cuando el presidente Lobo Sosa estaba en el cargo”, recordó.

Estos hechos no son aislados. Existe relación documentada en fotografías entre Enrique Rais y Porfirio Lobo, previo a una investigación por narcotráfico en los aviones de Rais en Miami Florida. Y se suma un personaje más: José Luis Merino, acusado de blaquear dinero de las FARC.

Empresario Enrique Rais junto al expresidente de Honduras, Porfirio Lobo - Foto: Revista Factum

Empresario Enrique Rais junto al expresidente de Honduras, Porfirio Lobo – Foto: Revista Factum

***

Una investigación periodística realizada por la Revista Factum reveló que autoridades del condado de Martin (Martin County Clerck of Court, en inglés) en el estado de Florida, junto a la DEA y el FBI, determinaron que se encontraron restos de narcóticos en dos aviones propiedad del empresario salvadoreño Enrique Rais.

Según la publicación periodística, todo comenzó cuando las autoridades de Florida detectaron actividades sospechosas en el plan de vuelo de cuatro aeronaves de Rais que viajaban desde Centroamérica hacia los Estados Unidos.

De acuerdo con el expediente citado por Factum, un perro de antinarcóticos llamado Óscar, de la oficina del alguacil del condado Martin, detectó rastros de droga al interior del avión One Lear Jet, de matrícula N54HT, estacionado en el hangar número 7 del aeródromo Witham Field, en el centro de Florida.

Este hecho, según la investigación periodística, habría ocurrido el pasado 10 de marzo, casi un mes después de que la aeronave realizó su último vuelo partiendo del aeropuerto de Ilopango, en El Salvador.

A partir de este hallazgo, las autoridades de Martin, apoyados por el FBI y la DEA, presentaron un escrito ante la jueza Bárbara W. Bronis para que los aviones retenidos fueran incautados formalmente para realizar un análisis más exhaustivo de las aeronaves.

Ante estos señalamientos, el empresario Rais aseguró, antes de huir de la justicia salvadoreña, que “son puras conjeturas y falsedades las que han presentado”, y además dijo que todo se trata de un ataque en su contra por el caso en el que ha demandado a dos empresarios canadienses de haberlo extorsionado por $25 millones a él y a su empresa MIDES.

Las relaciones de Rais con el poder

El mismo Enrique Rais se jactó al decir que personajes de la política nacional e internacional se han trasnportado en sus aviones.

Entre los casos emblemáticos se encuentra el ex fiscal general, Luis Martínez, que viajó en un inicio para “facilitar” la investigación contra los canadienses; sin embargo, aseguró tener una relación muy “cordial” con el ex funcionario.

– En una ocasión, para el matrimonio de mi hija, (viajó) no solo él (ex fiscal) sino que tuvimos una fiesta bien grande, fueron aproximadamente 600 personas. Tenemos una relación muy cordial- Rais dijo en su momento.

No solo fue en una ocasión, ni dos que se sirvió el ex fiscal Martínez, para viajar en los aviones de Rais. Según la misma oficina de Acceso a la Información de la Fiscalía, desde febrero del 2013 hasta agosto del 2014, Martínez realizó 66 vuelos, de los cuales 40 fueron en aeronaves privadas propiedad de Enrique Rais.

Por estos hechos, el Tribunal de Ética Gubernamenta (TEG) sancionó en julio pasado a Luis Martínez con una multa de $8,954, equivalente a 40 salarios mínimos urbanos del sector comercio, la máxima sanción que dicha institución puede otorgar a un funcionario que sea evidenciado.

El presidente del TEG, Orestes Posada, dijo en su momento que Luis Martínez, valiéndose de su cargo, “vendió justicia” al empresario José Aquiles Enrique Rais a cambio de favores personales, entre los que destacan una larga lista viajes en jets privados a varios países. A cambio, dijo el Posada Martínez “lo favorecía en todo caso”, dijo el vocero del TEG al referirse a los resultados de las investigaciones fiscales en que el empresario Enrique Rais se veía vinculado. “Algunos los archivó directamente, no los judicializó, y lo que sí judicializó, pidió sobreseimiento definitivo”.

Pero esta no es la única relación con el poder. “Han viajado funcionarios de gobierno, expresidentes, José Luis Merino, alias Ramiro, ha viajado el presidente de la República”, según Rais.

José Luis Merino

El comandante guerrillero y dirigente del FMLN, José Luis Merino, está vinculado al encubrimiento de fondos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en el extranjero, según una publicación de Foreign Policy de Washington D.C.

José Luis Merino (alias Ramiro durante la guerra), de acuerdo con  el blog El Diván, del periodista Serio Arauz del periódico digital El Faro, “es uno de los tres comandantes que deciden los asuntos más estratégicos del partido de gobierno”. Además, señala el periodista que “cada semana, Ramiro toma decisiones en Casa Presidencial, en la comisión política del FMLN y en una mesa de su oficina en AlbaPetróleos”.

Pero Ramiro, o José Luis Merino, “es el hombre que maneja a los hombres armados y quien decide cómo usa sus armas -políticas y de fuego- el Ejecutivo”, afirma el periodista Serio Arauz.

Esta apreciación, con la del periodista mexicano José Cárdenas, señala que Merino tiene vínculos también con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que cuentan con $10 billones de dólares guardados en bancos extranjeros por intermediarios.

Por ello, el senador de la Florida, Marcos Rubio, acusó a José Luis Merino de ser “lavador de dinero y traficante de armas de clase mundial”. El político estadounidense manifestó que era necesario que Estados Unidos sancionara a Merino por estos delitos.

En un intento por cabildear a favor del político del FMLN, este partido envió una delegación a Washington D.C. para persuadir al congreso de Estados Unidos y aprovecharon la ocasión para quejarse del trabajo de la embajadora acreditada en el país, Jean Manes, por abogar a que El Salvador combata la corrupción.

***

Enrique Rais es un empresario prófugo de la justicia salvadoreña. A él se le acusa de manipular algunas argollas del sistema judicial para obtener resoluciones a su favor.

Este lunes se cumplieron 56 días desde que el Juzgado Octavo de Instrucción de San Salvador decretó una orden de búsqueda y captura internacional contra Enrique Rais, acusado de delitos como fraude procesal y cohecho activo; sin que exista respuesta a dicha solicitud.

Según declaraciones del mismo ministro de Justicia y Seguridad, Mauricio Ramírez Landaverde, como del director de la Policía Nacional Civil (PNC), Howard Cotto, señalan que la Secretaría General de la Policía internacional (INTERPOL), en Lyon Francia, entretiene la orden de captura internacional contra Rais y otros cinco prófugos más. El argumento es que aún se estudian las peticiones por el impacto nacional e internacional del caso, según manifestó el ministro Ramírez Landaverde.

Foto D1/Rodrigo Sura. Archivo

Foto D1/Rodrigo Sura. Archivo

Lo cierto es que desde enero, la Fiscalía General de la República (FGR) confirmó que Rais, con su sobrino Hugo Blanco Rais y el abogado Ernesto Gutiérrez se fugaron en un avión que partió desde Guatemala el pasado 13 de enero, con destino a República Dominicana.

En ese momento el fiscal, Douglas Meléndez, señaló que la información confidencial que obtuvieron sobre la fuga de Rais, ya fue compartida con Interpol.

Tras su fuga, las autoridades salvadoreñas presentaron en enero pasado una solicitud de difusión roja a Interpol, la cual todavía no ha colocado el nombre de Enrique Rais como los más buscados.

A Rais se le acusa de cohecho activo, fraude procesal y falsedad ideológica. Además del empresario, deben ser capturados nuevamente los imputados Romeo Aurora Giammattei, Mauricio Antonio Álvarez Gálvez, Wilfredo Ernesto Gutiérrez Ayala, Hugo Ernesto Blanco Rais y Julio Adalberto Arriaza González.

En este caso también está implicado el exfiscal Luis Martínez, como parte de una red de manipulación judicial, por el cual Rais obtenía resoluciones beneficiosas, y el ex titular del Ministerio Público y otros abogados recibían dádivas de diversos tipos.

Por este caso, todos los implicados fueron detenidos el pasado 22 de agosto y siete días más tarde, la jueza Séptimo de Paz les concedió medidas sustitutivas al arresto, al considerar que ninguno de los implicados representaba un peligro de fuga.

No obstante, la Cámara Primera de lo Penal anunció el 12 de enero que revocaba las medidas dictadas por el juzgado de Paz y ordenó la recaptura de los implicados en el caso. De ellos, solo el exfiscal general Luis Martínez fue recapturado y actualmente guarda prisión en el penal La Esperanza, conocido como Mariona.

Últimas noticias

Zona multimedia

Lo más...