Otros temas: MundoArte y CulturaSe dice que...Suscríbete a Nuestro Newsletter

Voces

¿Dónde estoy? | ZONA DEL BLOGUERO
zacarías

Ferit Zacarias

Biografía
Dr. en Finanzas y Operaciones, docente universitario, Director Grupo S + I.
Ferit Zacarias

Rusia entrada inminente a Latinoamérica

Potencias como China, EE.UU. y Rusia dirigen sus energías para incrementar presencia política y militar en diferentes zonas geográficas del mundo. ¿Será Latinoamérica la nueva víctima colateral de la Guerra Fría EE.UU.- China -Rusia?

La explotación y la cooperación bilateral

La política agresiva y errática que despliega EUA hacia Venezuela y en general hacia Latinoamérica está dando resultados en forma contundente (fracaso), en la medida en que Venezuela (Latinoamérica) tenga lazos muy fuertes con China, Rusia, Irán, la india y otros.

El resultado que las sanciones, como producto de la política exterior de EUA producen, es que los países afectados busquen acogerse a el comercio entre estos países, la multiglobalidad fomentada en años anteriores por EUA, por un lado, y por otro que China tiene un compromiso comercial con Venezuela donde ya pagó la compra de petróleo, y consolida el camino para que China y Rusia se apuntalen en el país con inversiones y la explotación de recursos mineros, beneficiando a Venezuela a través del aumento de empleo y nuevas tecnologías que probablemente se desarrollen en el país.

Venezuela es uno de los países más ricos en petróleo y en la explotación de los recursos mineros, lo que abre las puertas a una participación más activa de parte de China, Rusia y otros países que no están alineados con Occidente, en donde EUA pudiera participar de esas riquezas si tuviera un trato equitativo hacia Latinoamérica. Tan importante es que EUA no puede vivir sin él, por eso deja de sancionar al petróleo venezolano, y tan oneroso que China le compró a Venezuela petróleo y le pagó adelantado para que ese petróleo llegue a China en un periodo de quince años.

La proximidad geográfica hace muy atractivo el petróleo venezolano para EUA, por la seguridad de no enfrentarse a ningún conflicto, por tener tecnología para refinarlo. Por algo es que Goldman Sachs invirtió US$ 2800 millones en PDVSA que va más allá del discurso anti imperialista de Maduro, quien sin parpadear aceptó al mismo tiempo que los rusos adquirieran GITGO en territorio de EUA.

En ese orden de ideas, las relaciones de Rusia con los países del ALBA tendrán el marco económico y los acuerdos bilaterales idóneos para la venta de productos alimenticios, militares y el posible traspaso de tecnología a los países sudamericanos.

Rusia aumenta un 6.3% interanual las exportaciones de trigo; desde principios del año agrícola 2017-2018, del 1 de julio, hasta el 13 de septiembre, Rusia exportó 6,711 millones de toneladas de trigo, según el informe del Ministerio de Agricultura ruso. Los productos agrícolas rusos se encuentran en mercados cada vez más distantes. Países como México y Colombia han iniciado la compra de cereales ruso, informó el jefe del servicio agrícola ruso. Convirtiéndose en el primer exportador de trigo del mundo, ligeramente sobre EUA, incrementando las exportaciones en un 10% respecto al año anterior. Venezuela, debido a las diferencias con EUA, tiene la intención de aumentar la importación de trigo ruso en un 66.6%, pasando de 60,000 a 100,000 toneladas de trigo mensuales. El pasado 1 de septiembre, Venezuela recibió en Puerto Cabello (estado de Carabobo), el primer buque con 30,000 toneladas de trigo provenientes de Rusia, otros 30,000 entraran antes del fin de mes.

¿Qué sucede con Centroamérica en este proceso?

China habría asumido el reto de construir un nuevo canal en Nicaragua (Gran Canal Interoceánico) similar al canal del istmo de Kra que tiene proyectado entre Tailandia y Birmania, al mismo tiempo inauguró en el 2010 el gasoducto que une a China con Turkmenistán diversificando sus inversiones, por lo que EUA deberá analizar su estrategia exterior particularmente hacia el Gobierno de Daniel Ortega dentro de su estrategia geopolítica global de secar las fuentes energéticas chinas.

Finalmente, la instalación de una estación satelital rusa en Managua (laguna de Nejapa) para “controlar el narcotráfico y estudiar los fenómenos naturales” ha provocado el nerviosismo del Pentágono que acusa a Rusia de “estar usando Nicaragua para crear una esfera de espionaje militar” mediante el Sistema Global de Navegación por Satélites (Glonass), el equivalente al GPS de EEUU. Lo que se ha visto reflejado en la aprobación por el Congreso y el Senado de EEUU del proyecto de ley conocido como Nica Act (Nicaraguan Investment Conditionality Act of 2017), que busca congelar los préstamos internacionales de instituciones multilaterales de EEUU (Banco Mundial y Banco Interamericano de Desarrollo) a Nicaragua con el objetivo de provocar su inanición financiera, quedando el camino a Putin y China como únicos soportes de evitar su asfixia económica. No hay que olvidar que EE.UU. es el principal destino de las exportaciones de Nicaragua y la principal fuente de remesas, alcanzando el 6% del producto interno bruto, además de generar 300,000 empleos con sus inversiones.

El periódico Washington Post publicó el 10 de abril un artículo en el que se cita a varios altos cargos norteamericanos que sostienen que Rusia vigila a los ciudadanos de EEUU desde su estación satelital Glonass en Nicaragua.

Rusia ha aumentado su presencia en Nicaragua con la venta de tanques y armas, el envío de tropas y la construcción de instalaciones para entrenar a las fuerzas de Centro América en la lucha contra el narcotráfico. Además, está la intención de exportar trigo a Nicaragua.

El dilema de Venezuela y el dólar

Rusia y Venezuela esperan potenciar el comercio bilateral y constituir un nuevo esquema de unión dentro de la alianza estratégica, utilizando monedas nacionales en las transacciones comerciales entre ambos países para luego utilizarlas como fuente de acumulación de reservas y así adquirir preeminencia frente al dólar en las operaciones financieras internacionales, dentro de la ofensiva de Putin para acabar con el papel del dólar como patrón monetario mundial tras la imposición por parte de EEUU de nuevas sanciones contra Rusia. Venezuela habría realizado en los últimos años compras de material militar ruso por un monto de 11,000 millones de dólares que incluirían 24 cazas de combate Su-30, helicópteros y sistemas de defensa antiaérea y habría recibido préstamos por valor de 5,000 millones de dólares de la compañía rusa Rosneft a cambio de envíos de crudo y combustible, siendo en la actualidad deudor de unos 1.000 millones de dólares que serán condonados por Putin.

Por una parte, el ‘holding’ ruso Gazprom junto con la compañía estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) y la francesa Total E&P habrían firmado un acuerdo para el proyecto de exploración de gas en el bloque Azero en el suroriente boliviano que significará una inversión de 4,500 millones de dólares. Y por otra, el acuerdo chino-venezolano por el que la empresa petroquímica estatal china Sinopec invertirá 14,000 millones de dólares para lograr una producción diaria de petróleo en 200,000 barriles diarios de crudo en la Faja Petrolífera del Orinoco (considerado el yacimiento petrolero más abundante del mundo), serían una salvaguarda en la línea de flotación de la geopolítica global de EEUU, en donde se perfila una repartición de producción de gas y petróleo, por lo que no sería descartable que los cancilleres de EEUU y Rusia, Tillerson y Lavrov, alcancen un acuerdo global que pudiera incluir a Ucrania, Siria y Venezuela y que dibujaría las zonas de influencia geopolítica mundial, quedando Venezuela como víctima colateral. En tanto esta relación se consolide el efecto default de Venezuela no tendrá el impacto esperado por EUA sobre Maduro.

Últimas noticias

Zona multimedia

Lo más...