Otros temas: MundoArte y CulturaSe dice que...Suscríbete a Nuestro Newsletter

POLÍTICA

¿Dónde estoy? | ACTUALIDAD

Tom Hawk en proceso de expulsión de ARENA

En el expediente, que ARENA le ha abierto Hawk, se detalla que el dirigente dio su firma para la formación del partido Nuestro Tiempo y luego promocionó en sus redes sociales el apoyo concedido.

Redacción
ARENA

El Tribunal de Primera Instancia de ARENA ha iniciado un proceso de expulsión en contra de Thomas Hawk, miembro de la Comisión Política y ex director del Sector Empresarial del partido, por haber infringido los estatutos del partido.

En el expediente que ARENA le ha abierto Hawk, se detalla que el dirigente dio su firma para la formación del partido Nuestro Tiempo y luego promocionó en sus redes sociales el apoyo concedido.

El partido Nuestro Tiempo es liderado por el exdiputado de ARENA, Johnny Wright Sol, hijo de Juan Wright Castro, y por otros jóvenes que rompieron con el partido tricolor al final de la legislatura 2015-2018.

El pasado 7 de junio, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) validó las 50 mil firmas presentadas por Nuestro Tiempo. Una de esas firmas sería de Tom Hawk, por lo que ARENA quiere expulsarlo.

“El artículo 134, literal B, de los estatutos norma que es una infracción muy grave declararse independiente o cambiarse de partido. El artículo 141 de los estatutos establece que la expulsión procede para aquellos miembros del partido que cometieren las infracciones graves reguladas en el artículo 134 de los estatutos”, detalla el expediente.

ARENA dice que por el cargo que ostenta Tom Hawk dentro del partido, no podrá asistir a las reuniones de la Comisión Política mientras no se resuelva su caso.

“Las presuntas actuaciones del señor Hawk, tanto haber firmado para la constitución de un nuevo partido político, así como su aceptación por medio de sus redes sociales, son causas suficientes para determinar si los actos realizados son contrarios a los estatutos de Alianza Republicana Nacionalista”, agrega el documento.

Tom Hawk le confirmó a El Diario de Hoy haber firmado un apoyo al partido Nuestro Tiempo, pero negó ser fundador o estar afiliado a ese nuevo instituto político.

Hawk fue uno de los procesados en el caso conocido como CEL-ENEL, en donde se acusó a exfuncionarios del gobierno del expresidente Francisco Flores de privatizar la geotermia del país.

Además  respaldó los esfuerzos del exdiputado Edwin Zamora David por hacerse con el liderazgo del partido. Primero en 2014, cuando dejó entrever su interés por la candidatura presidencial para las elecciones de ese año; y segundo en 2016, cuando compitió en las elecciones internas para presidir el Consejo Ejecutivo Nacional (COENA), las cuales ganó Mauricio Interiano.

Tanto a Hawk como a Zamora se les asocia dentro del grupo de confianza del empresario Javier Simán, quien buscó sin éxito la candidatura presidencial de ARENA para las pasadas elecciones presidenciales, y que luego de últimas internas areneras del 2018 se ha mantenido activo en redes sociales, cuestionando el rumbo del partido.

Algunos dirigentes de ARENA señalan a Simán por tener una “planilla” de diputados y otros prominentes militantes, que buscan generar condiciones de incertidumbre dentro del partido, para facilitar su llegada como la cabeza de un nuevo COENA.

Divisiones y rupturas

En los últimos años, el partido ARENA ha sufrido una serie de divisiones. La más significativa ocurrió en 2009 cuando, luego de perder la elección presidencial, el partido expulsó a Elías Antonio Saca, lo que originó que 11 diputados abandonaran dicho instituto político, solo unos días después.

Con la ayuda de Antonio Saca y el entonces presidente Mauricio Funes, ese grupo de diputados le dio vida a GANA.

Desde entonces, el partido tricolor, que gobernó durante 20 años El Salvador, ha vivido divisiones internas que han acabado con el retiro o expulsión de otros miembros.

La última campaña presidencial también ha dejado raspones y cicatrices. Las diferencias comenzaron en la elección interna para escoger al candidato presidencial.

Los principales contendientes eran dos millonarios: Carlos Calleja y Javier Simán. Ambos comenzaron a moverse al interior del partido para sumar apoyos.

Simán denunció algunas irregularidades en el proceso. Aseguró tener documentos. También acusó a algunos dirigentes de “matonería”.

Desde entonces el partido comenzó a erosionarse aún más. Los diputados y alcaldes que apoyaban a Simán tuvieron roces con los que apoyaban a Calleja. Y viceversa.

Al final, en las elecciones internas, el ganador fue Carlos Calleja. Pero tanto Simán como su gente estuvieron conformes con los resultados y fueron pocos entusiastas con el candidato presidencial de su partido.

Hubo gente que le contestó al exprecandidato. El alcalde de San Salvador, Ernesto Muyshondt, dijo que Simán no había superado la derrota al interior del partido y que sus críticas “destructivas” lo único que provocaban era división en ARENA.

Pero a Javier Simán pareció no importarle ese tipo de declaraciones y siguió criticando a los dirigentes de ARENA. El pasado 3 de febrero, luego que Carlos Calleja perdiera la elección presidencial, pidió la renuncia de los dirigentes del COENA y comparó al partido al “Titanic que se está hundiendo”.

Los roces y las divisiones han continuado en el partido: entre los dirigentes, diputados y alcaldes. El caso de Hawk, un hombre que algunos colocan cercano a Simán, sería uno más de esa cadena de divisiones.

El aviso de Hawk

El pasado 8 de mayo, Tom Hawk presentó un aviso en la Fiscalía General de la República (FGR) por una falsificación de documentos que habría cometido el actual COENA.

“Estoy dando aviso a la Fiscalía por el posible cometimiento de falsedad material de parte de algunos miembros del COENA, quienes, para conseguir crédito, con el fin de financiar la campaña electoral, emitieron la certificación de un acta inexistente de la Comisión Política (COPOL)”, dijo en esa ocasión.

Hawk explicó que el aviso lo presentaba en calidad de ciudadano, no como integrante del partido ARENA.

Días atrás, el sector empresarial de ARENA había acusado a la dirigencia de falsificar la certificación de un acta para autoavalarse la compra de préstamos por $3,000, 000 que se supone fueron utilizados para financiar la campaña de las elecciones presidenciales de 2019 en las que perdió el candidato Carlos Calleja.

Noticiero 1

TELE1 CANAL 30 EN VIVO

Últimas noticias

Zona multimedia

Lo más...