Otros temas: MundoArte y CulturaSe dice que...Suscríbete a Nuestro Newsletter

POLÍTICA

¿Dónde estoy? | ACTUALIDAD

Las dudas que Funes aún debe aclarar ante la justicia sobre supuesto enriquecimiento ilícito

Audiencia probatoria en juicio civil se ha pospuesto dos veces. Fiscal General lo retó a que regrese al país de su exilio en Nicaragua.

Redacción
funes-entrevista-8sep2016-8

A falta de información que indique una nueva prórroga en su proceso civil, el expresidente Mauricio Funes deberá encarar el próximo miércoles 17 de enero la audiencia probatoria en su juicio por enriquecimiento ilícito, siendo el primer exmandatario que encara este tipo de instancias.

En febrero de 2016, la Corte Suprema de Justicia (CSJ), con base en un examen patrimonial de la Sección de Probidad, decidió enviar a juicio civil a Mauricio Funes, su exesposa Vanda Piganto y su hijo Diego Funes, luego de haberse encontrado indicios de enriquecimiento ilícito al no justificar un incremento patrimonial de más de $700,000.

La audiencia probatoria, en la que la Cámara Segunda de lo Civil determinará si existió enriquecimiento ilícito por parte del exmandatario y su núcleo familiar, ha debido posponer la audiencia dos veces: Una por no haberse concluido los peritajes al patrimonio de Funes y otra a petición de los abogados del exjefe de Estado.

En audiencia preparatoria realizada en septiembre pasado, solo la Secretaria de Inclusión Social del actual gobierno, Vanda Pignato, acudió ante la sede de la Cámara, mientras que Mauricio Funes, asilado por el gobierno de Nicaragua por supuesta persecución política, solo envió a sus abogados.

Los cuestionamientos patrimoniales

El expresidente debe dar explicaciones en torno a un aumento patrimonial no justificado de $552,669, mientras que la exprimera dama, en calidad de cónyuge, canceló seis cuentas con $57,060 cuya procedencia de los fondos es desconocido y Diego Funes es demandado por la cantidad de $118,600, monto que presuntamente utilizó para la compra de vehículos.

La Cámara Segunda de lo Civil decidió nombrar el perito de la Superintendencia del Sistema Financiero para determinar los ingresos y los gastos de los investigados. Asimismo, si a las cuentas de Mauricio Funes ingresaron más de $600,000 provenientes de fondos recolectados por el movimiento “Amigos de Mauricio” que apoyó al exfuncionario durante la campaña presidencial.

Además, el perito tendrá que determinar el origen del dinero que el expresidente recibió de las empresas Agrosuministros y Multimedia, ambas S.A de C. V, esta última, ligada al expresentador de noticias Jorge Hernández.

Durante la gestión presidencial, Funes y su exesposa Vanda Pignato pagaron créditos adeudados por un monto superior a los $221,000, generando además un ahorro de $150,000. De acuerdo con los fiscales del caso, con los haberes y obligaciones que tenían Funes y Pignato como núcleo familiar, es inconcebible que lograran tal ahorro.

Los cheques de Odebretch

Si bien los anteriores datos son los que llevaron al juicio civil al expresidente Funes, el examen patrimonial hecho por el perito financiero podría arrojar otras cosas, como lo denunciado por el rotativo brasileño Folha de São Paulo, en un artículo en el que se menciona a la constructora brasileña Odebretch como uno de los principales financistas de la campaña de Funes, habiendo entregado 1.5 millones de dólares en 2008.

La constructora brasileña Odebrecht, situada en el corazón del escándalo de Petrobras, consistente en el pago de millonarios sobornos para adjudicarse obras de construcción, reconoció el pasado diciembre dichos delitos y accedió a pagar multas récord de 3,500 millones de dólares a Estados Unidos, Suiza y Brasil por sobornos a funcionarios y políticos de esos tres países.

Según el informe del rotativo, Odebretch había transferido el dinero para la campaña de Funes, a través de una empresa del publicista Joao Santana, quien dirigió la campaña de Funes, de acuerdo con el medio de prensa, el cual citó a un testigo criteriado en el caso de corrupción.

La publicación reseña que dicha cantidad se dedujo de la cuenta del Partido de los Trabajadores de Brasil (PT) con el contratista Marcelo Odebrecht, ex presidente ejecutivo de la constructora, que ha aceptado haber dado sobornos a varios funcionarios brasileños a cambio de la adjudicación de obras y contratos con el Estado durante el gobierno de Lula da Silva.

Ante la inminencia de dicha audiencia, tanto Funes como Pignato han intentado desviar la atención hacia otros hechos. En su caso, el exmandatario criticó el viaje a DisneyWorld hecho en las vacaciones navideñas por el fiscal general Douglas Meléndez y su familia.

Funes dijo en sus redes sociales que el fiscal debía aclarar si ese viaje no se hizo con fondos públicos, a lo que Meléndez contestó este lunes, en una entrevista televisiva, que su viaje fue en Clase Económica, sin guardaespaldas y hospedándose en la casa de sus familiares en la ciudad de Orlando, Florida, Estados Unidos.

Dijo además que si Funes quería conocer de primera mano, información de su viaje a DisneyWorld, lo retaba a regresar al país y agregó a eso que cuando se tengan las pruebas necesarias, Funes podría ser judicializado por delitos de corrupción, a raíz de la investigación iniciada en agosto del año pasado, en la que se allanaron sus casas en residenciales exclusivas de San Salvador, junto con propiedades de su amigo cercano, el empresario Miguel Menéndez Avelar “Mecafé”.

Últimas noticias

Zona multimedia

Lo más...