Otros temas: MundoArte y CulturaSe dice que...Suscríbete a Nuestro Newsletter

POLÍTICA

¿Dónde estoy? | ENTREVISTAS

FMLN hace malabares para mantener a sus diputados; ARENA se muestra dividida

Consideraciones de la coyuntura política, a menos de 14 meses de una nueva elección legislativa y municipal.

Gerardo Arbaiza
Foto D1, Archivo
Foto D1, Archivo

Falta de diálogo y acusaciones mutuas entre ARENA y FMLN, denuncias de espionaje por parte de gremiales privadas y el aumento del proselitismo por parte de partidos políticos, llevan a pensar que están próximas las elecciones legislativas y municipales. Aun cuando falta más de un año para el evento electoral, los partidos afinan los instrumentos para regresar a la cacería por congraciarse con el electorado.

Nuevos elementos se agregan a la coyuntura, como la habilitación del voto legislativo y municipal para los salvadoreños en el exterior y los procesos de primarias que encararán los partidos políticos.

Paul Steiner, analista político y representante del movimiento Democracia Limpia, hace sus valoraciones en el contexto en que abre esta “pre-campaña”, y considera que los principales partidos del espectro político, ARENA y FMLN, enfrentan cada unosus diversos problemas para presentarse creíbles de cara a la población; a la vez resalta el creciente descontento de parte de la población hacia dichas extremas.

¿Cómo valora los movimientos de los partidos a la luz de que hace falta menos de 14 meses para las elecciones?

Lo que podemos ver es que ya empezó la campaña. Vemos a un gobierno que está haciendo todos los malabares posibles para mantener a los diputados de su partido en la próxima elección, en tiempos de una urgente necesidad de recursos.

Ante estos problemas que afronta el gobierno, vemos a una ARENA que se presenta dividida y cuyo conflicto interno no le permite generar ideas, y esta situación es aprovechada por los partidos pequeños, los cuales se venden al mejor postor.

Pero además estamos en una época en la que la población se ha desencantado por completo de la Asamblea Legislativa y la encuesta de la UCA es prueba que la mayoría de la población le ha dado la espalda a los partidos políticos.

¿Cómo puede interpretarse un empate técnico entre ARENA y FMLN en la encuesta que usted menciona, pero con la no preferencia partidaria siendo la principal opción entre los salvadoreños, a 14 meses de nuevas elecciones?

Esto no es nuevo, porque en las elecciones de 2015, más de la mitad de las personas empadronadas, no fueron a votar, y siempre esas elecciones son definidas por los votos duros. Lo que estamos viendo, según la encuesta de la UCA, es que los dos partidos mayoritarios se dividen menos del 30 por ciento del electorado, cuando casi el 70 por ciento de los salvadoreños manifiestan que no votarán por ninguno de los dos.

Si a esto se le agrega que no hay posibilidades para que surjan a estas alturas nuevos partidos políticos, más las trabas que se le están poniendo al surgimiento de candidaturas independientes, y los problemas que está teniendo el Tribunal Supremo Electoral (TSE), nos llevan a pensar que en 2018 tendremos una experiencia muy negra, similar a la acontecida en 2015.

¿Qué tanto afectará al FMLN el problema de las malas finanzas en las empresas amparadas por ALBA?

Lo que se está demostrando es que todo lo creado bajo la sombrilla de Alba Petróleos no era viable como negocio, porque dependía bastante de beneficios artificiales dados por Venezuela. Entonces ningún negocio recibe beneficios como la materia prima que recibía Alba, y ahora que no la están recibiendo, les sale más barata comprar de empresas que ya están importando combustible, algunos de los cuales les compraron la planta almacenadora de combustible en Acajutla.

Lo preocupante es que tienen $800 millones como  deuda con Venezuela y no se sabe cómo la van a pagar, además, muchas alcaldías siguen siendo socios de Alba Petróleos y esas alcaldías definieron esa sociedad como inversión, pero quienes pagarán los platos rotos de ese desastre será la población, a menos que les condonen la deuda y no creo que Venezuela esté en condiciones para condonar deudas.

¿Cómo vislumbra a una ARENA dividida, luego de marcar su separación del diálogo económico que mantenía con el gobierno?

Creo que ARENA se retiró de la mesa de diálogo, porque el FMLN les prometió cumplir con compromisos en la mesa de diálogo y no los cumplió. Cualquiera se cansa de estar en una mesa de diálogo en la que le están mintiendo y si esa es la razón por la que se levantaron. Yo también lo hubiera hecho.

El problema es que ARENA tampoco está proponiendo. Si no ponemos a pensar, la vía más rápida para resolverle los problemas fiscales al país es combatir el promedio del 45% de evasión al IVA, que representan al menos $1,000 millones que no percibe el gobierno; además están  $10,000 millones que generan PYMES informales, que no son las señoras del canasto, si el gobierno fiscalizara el 35% de esas PYMES, ahí hay otros $500 millones, todo esto sin subirle ni un centavo de impuestos a nadie, ningún gobierno de ARENA o del FMLN ha hecho esto, que es el día a día de un Ministerio de Hacienda.

ARENA, al no tener un plan, y al no tener un gobierno sombra y sin referentes para encargarse de cada rama del gobierno, no están proponiendo, y no tienen una sola visión a la cual plegarse, es por eso que cada quien dispara por su lado. Para muestra, hay que ver las elecciones del COENA, ya que quienes votaron no fueron los afiliados, sino la gente previamente puesta de dedo en las directivas, entonces nunca estarán unificados porque nunca obedecieron la voluntad de los afiliados.

Además, el problema es que ARENA no está dividido en su punto de origen, es el grupo conocido como G-20 el que está dividido y al cual no le interesa que el país esté de cabeza. Gracias a ese conflicto interno, GANA y FMLN le pasan comiendo el mandado, por lo que siguen pecando de improvisación.

¿Qué se puede esperar del proceso de primarias a las que se someterán la mayoría de partidos políticos, y si esto puede exacerbar el ambiente proselitista, previo a las elecciones?

El problema no es que los partidos quieran o no tener primarias, el problema es que deben tenerlas. Entonces si el FMLN no las cumple, corre el riesgo es que alguien puede poner una demanda a la Sala de lo Constitucional a reclamar el incumplimiento de la sentencia que obliga a los partidos a escoger sus candidatos mediante primarias.

Hay que ver la petición de la Organización Acción Ciudadana ante dicha Sala, pidiendo que los partidos no puedan inscribir candidatos a los partidos, quienes no han podido ni siquiera cumplir la transparencia sobre sus fondos. La Sala es la única que está protegiendo a la población y si lo vemos así, ARENA y FMLN pueden no presentar candidatos.

Esto, a menos que los partidos quieran seguir en la vía del desacato que han seguido por décadas, lo cual puede crear un problema entre el Órgano Legislativo y el Órgano Judicial. En síntesis, una coyuntura muy precaria.

Últimas noticias

Zona multimedia

Lo más...