Please enable JavaScript to view the comments powered by Disqus. La extraña vida del psicópata de Chalchuapa | Diario1
Otros temas: MundoArte y CulturaSe dice que...Suscríbete a Nuestro Newsletter

NACIONALES

¿Dónde estoy? | NOTICIAS

La extraña vida del psicópata de Chalchuapa

Se acompañó con una mujer identificada como Flor. Procrearon dos hijos hasta que ella lo abandonó porque supuestamente él era muy agresivo.

Zaida Romero/David Ernesto Pérez
Hugo Chávez

Sigiloso. Cortante. Callado. Cabizbajo. De pocos amigos. Casi invisible.

Casi invisible.

Esas son las características más repetidas cuando escuchamos hablar de Hugo Ernesto Osorio Chávez, el exmiembro de la Policía Nacional Civil (PNC) acusado de los feminicidios de Mirna Cruz Lima, de 57 años de edad, y de Jacqueline Cristina Palomo Lima, de 26 años de edad.

Osorio Chávez, ahora conocido como el psicópata de Chalchuapa, creció y vivió toda su vida en la calle al Cementerio Vergeles del Edén, colonia Las Flores, Chalchuapa, Santa Ana.

Hace más de 23 años ingresó a la PNC y se graduó como una de las primeras promociones de la institución. En esa época su hermana compró una casa a la par de la suya en Las Flores.

En esos mismos años se acompañó con una mujer identificada como Flor. Procrearon dos hijos hasta que ella lo abandonó porque supuestamente él era muy agresivo.

Ella se largó lejos de él. Los vecinos manejan dos versiones: se fue a México con sus hijos. Otros dicen que ahora vive en Estados Unidos.

Durante los últimos quince años él vivió solo en la casa. Nunca nadie lo vio llevar a otra mujer. Nunca llevaba amigos. Y menos conocidos.

Es más: la Señora T, una de las vecinas, nos contó que una vez iba al mercado cuando escuchó una conversación entre el Psicópata de Chalchuapa y un hombre:

El hombre quiso entrar a la casa del Psicópata pero éste se negó a dejarlo pasar.

La Señora T contó que escuchó a Osorio Chávez decir: a mí casa no entra nadie más que yo.

Niña Fina siempre lo recibía en su tienda. Usualmente Osorio Chávez regresaba en la noche. Otros vecinos lo veían regresar en la madrugada.

De pronto transcurrían dos o tres meses sin que nadie supiera nada de él.

Y volvía a reaparecer en la tienda de la Niña Fina a la que pasaba a comprar una gaseosa o un jugo enlatado para comer con un pan dulce.

Las únicas palabras que salían de su boca eran: ¿Cómo ha estado? Niña Fina siempre le respondía: “Bien, gracias a Dios”.

Y nada más. No volvía a pronunciar palabra mientras permanecía de pie comiendo en silencio.

Después se largaba y volvía a desaparecer durante varios meses.

Hace dos años Osorio Chávez anunció que iba a vender su casa y, aparentemente, pidió a su expareja regresar para entregarle una parte del dinero.

Ella regresó a la Colonia Las Flores.

“Parecía una muñeca”, recordó la señora T. “Es una mujer muy bonita”, agregó.

Ella aceptó regresar pero solo para recibir el dinero. Pero al final la venta no se concretó. Y Flor volvió a largarse casi de inmediato.

Según sus vecinas se negó a siquiera cruzar palabras con él.

Foto D1. Manuel Jacinto

Foto D1. Manuel Jacinto

Los desaparecidos de Chalchuapa

Unos dicen que 25. Otros que 40. Esos son los pavorosos números que los investigadores de la PNC manejan del probable número de cadáveres que puedan encontrar enterrados en la casa de Osorio Chávez.

El lunes, Mauricio Arriaza Chicas, director de la PNC, dijo que probablemente las investigaciones contra Osorio Chávez puedan ayudar a resolver 19 denuncias de desapariciones registradas en Chalchuapa, Santa Ana.

Esas 19 denuncias, según él, incluyen casos de los municipios vecinos: El Refugio, San Sebastián Salitrillo, Atiquizaya pero que, por distintos motivos, los ciudadanos fueron a denunciar a Chalchuapa.

Sin embargo, de acuerdo con las estadísticas de la institución, entre los años 2019 y 2020 fueron denunciadas 25 desapariciones solo en ese municipio.

Captura de pantalla 2021-05-12 a la(s) 19.48.14

Foto D1. Manuel Jacinto

Si se suman las de los municipios vecinos el número se incrementa.

En el mismo periodo en El Porvenir fueron denunciadas tres desapariciones; El Congo, 14; Coatepeque, 11; San Sebastián Salitrillo, siete; El Porvenir, tres.

Es decir: sumadas las denuncias de Chalchuapa y los municipios vecinos el total de denuncias de desapariciones es de 60.

Son 41 más que las mencionadas por el director de la institución.

Entre los años 2011 y abril de 2019, la PNC registró el hallazgo de siete cadáveres en distintos cementerios clandestinos en Chalchuapa.

Osorio Chávez, de 51 años de edad, fue depurado de la PNC en el año 2010.

En los siguientes años fue condenador por estupro y permaneció en prisión hasta 2017 cuando recuperó su libertad.

El caso en su contra inició pasadas las once de la noche del viernes 7 de mayo. Un vecino llamó al 911 denunciando que una mujer gritaba desesperada pidiendo auxilio en la colonia Las Flores, Chalchuapa.

Mientras tanto, la señora T, en su casa, irrumpió su sueño para ir al baño y se percató que todos sus perros no paraban de ladrar. Estaban muy ansiosos. Muy inquietos, como queriéndose salir a la calle. “A todo eso no sabíamos lo que estaba pasando, que había allí un muerto”, recuerda la vecina.

Tres policías llegaron, una media hora después, a la escena.

Lo primero que observaron fue que por debajo del portón de la casa había un charco de sangre. Todo estaba en silencio.

Los agentes tocaron. Pero nadie abrió. Fue entonces que comenzaron a hablar con los vecinos.

Uno de ellos dijo haber visto a un hombre, afuera de esa casa, perseguir a una mujer.

Cuando le dio alcance —dijo el vecino— la remató a golpes con un tubo de hierro. Luego la arrastró al interior de la vivienda.

Los agentes continuaron con la pesquisa. Afuera de la calle encontraron dos teléfonos celulares y algunos fragmentos de prótesis dentales.

Volvieron a tocar el portón con más fuerza. Pero nadie abrió. Fue entonces que pidieron refuerzos para poder entrar a la casa.

Adentro, en el garaje, estaban los cuerpos de dos mujeres: una totalmente desnuda, con el rostro amoratado y la cabeza reposando en un charco de sangre;  y la otra, con el pantalón abajo y la blusa subida al cuello.

En el mismo lugar estaba un hombre que tenía cortaduras en las muñecas de las manos. Al parecer había intentado suicidarse, pero estaba consciente. En seguida fue trasladado al hospital de Chalchuapa.

Lea tambiénSiguen encontrando “cadáveres más antiguos” en casa del psicópata de Chalchuapa 

Los policías siguieron recorriendo la casa, tratando de encontrar evidencias del doble crimen. Cuando llegaron al patio hallaron una fosa de al menos tres metros de profundidad.

Ahí, adentro, estaban los cadáveres de dos hombres.

Los primero rayos del sol que se posaron en la colonia Las Flores se encontraron con cintas amarillas de la PNC y carros patrullas entre cruzados  en la calle al Cementerio Vergeles del Edén. Los vecinos más curiosos trataban de ver la escena, pero no pudieron. Sin embargo, la noticia ya había traspasado las cintas. Los habitantes ya conocían de los hechos.

El domingo 9 de mayo, Gustavo Villatoro, ministro de Seguridad, dijo que Osorio Chávez tiene un “problema de desviaciones sexuales” y que sus “cacerías” las realizaba a través de redes sociales.

Noticiero 1

TELE1 CANAL 30 EN VIVO

Últimas noticias

Zona multimedia

Lo más...