Otros temas: MundoArte y CulturaSe dice que...Suscríbete a Nuestro Newsletter

NACIONALES

Escándalo en Nicaragua por presunto vínculo Banco Promerica con crimen organizado

Diversos medios de comunicación de Nicaragua publicaron información sobre los presuntos vínculos del Banco Promerica con el crimen organizado.

Redacción
Ramiro Ortiz, presidente del Grupo Promerica.
Ramiro Ortiz, presidente del Grupo Promerica.

Un escándalo mediático se desató en Nicaragua luego que se conociera que Banco Promerica habría incurrido en prácticas ilegales, no solo por incumplir las normas técnicas para evitar el lavado de dinero, sino también por sus presuntos vínculos con el crimen organizado.

Por ejemplo, Multinoticias, de Canal 4, publicó una nota titulada “Grupo Promerica vinculado al lavado de dinero proveniente del narcotráfico”, en la cual se destacan una serie de actividades ilícitas de Banco Promerica.

El canal televisivo TN8, por su parte, retomó un artículo de opinión del analista político Jorge Capelán. En el sumario, el medio de comunicación destacó que el análisis “es un nuevo vistazo al escándalo en corrupción, lavado de dinero y narcotráfico al que es acusado el Grupo Promerica en El Salvador”.

Capelán escribió, en el sitio web Alainet.org, un artículo titulado “La punta del iceberg”, en el cual desglosa una resolución de la Superintendencia del Sistema Financiero de El Salvador, donde, entre otras cosas, se señala que Banco Promerica mantiene un
“accionar fraudulento” que hace “sospechar que ese tipo de maniobras son practicadas en toda la región”.

“El informe menciona el caso de dos clientes: el primero había declarado que su actividad consistía en exportar aceite a Nicaragua pero no registró ningún ingreso de nuestro país. En las cuentas de este cliente se movieron billetes de 50 y 100 dólares hasta por 1,203,200.00 dólares”, relata Capelán.

Más abajo agrega: “El segundo cliente realizó transacciones por más de 78 millones de dólares exclusivamente con países de toda la región sin que esto supusiese ninguna alarma para el sistema, al contrario, el cliente estaba en una lista de exclusión de monitoreo, conocida como lista verde”.

Narcotráfico y corrupción

El pasado 5 de septiembre, Diario 1 reveló que el exfiscal general Luis Martínez lavó dinero en el Banco Promerica. No solo eso. El exfuncionario (condenado a finales de 2018 por corrupción) también limpió los expedientes de personas que tenían investigaciones y las conectó con el Banco Promerica S.A. para que lavaran dinero. Así lo establece un expediente de la Fiscalía General de la República (FGR).

Entre esos clientes, según la Fiscalía, estaban los dueños de Agroindustrias Gumarsal, una empresa que era propiedad de personajes señalados como cabecillas del cártel de Texis.

Gumarsal fue fundada en 1997 por José Adán Salazar, conocido como Chepe Diablo, y Juan Umaña Samayoa, quien por muchos años fue alcalde de Metapán. La empresa era dirigida por Wilfredo Guerra. Actualmente los tres están siendo procesados por lavado de dinero.

La Fiscalía General comenzó a investigar al Banco Promerica, en 2016, a raíz de dos reportes de operaciones sospechosas: uno proveniente de la Superintendencia del Sistema Financiero y otro de la División de Investigación Patrimonial de Extinción de Dominio y Delitos Financieros de la Policía Nacional Civil (PNC).

En el reporte policial —que la Fiscalía General consignó en el expediente— se detalla que Luis Martínez manejó varias cuentas en el Banco Promerica por medio de testaferros. Entre ellos estaba Moisés Nájera, quien era representante legal de la sociedad BODEPA.

Investigaciones fiscales revelan que el exfiscal general, Luis Martínez, creó una mafia en la FGR y recibió cientos de miles de dólares a cambio de abrir o cerrar procesos penales. El expresidente Mauricio Funes y el prófugo Enrique Rais fueron algunos de los que le pagaron dinero a cambio de abrir o cerrar investigaciones.

El dinero que Luis Martínez recibía de funcionarios y empresarios corruptos lo canalizaba a través de BODEPA; y los accionistas de esta sociedad, principalmente Moisés Nájera, lo depositaba en el Banco Promerica.

“Para que estos hechos pudieran darse se tenía la colaboración dentro del Banco Promerica de la señora ROXANA RAMÍREZ DE HERNÁNDEZ, la que sirvió de enlace; y es así que, en múltiples ocasiones, entre los meses de octubre y diciembre de dos mil catorce, llegaba al banco el señor MOISÉS NÁJERA a entrevistarse en privado con la señora Roxana Ramírez, para que ella mediante el jefe de operaciones del Banco, autorizara liberaciones de fondos”, dice el informe de la División de Investigación de Delitos Financieros de la PNC, el cual fue anexado al expediente fiscal.

Luego agrega: “La relación de Roxana Ramírez con el señor Luís Martínez era coordinada por Moisés Nájera, quien le daba las fechas en las que ella debía de visitar al Fiscal dentro de las oficinas de la Fiscalía General de la República. En esas reuniones solo intervenían el señor Moisés Nájera, la señora Roxana Ramírez y el señor Moisés Torres, quien supuestamente es pariente del ex fiscal”.

Conexión mafiosa

El mismo reporte revela que la relación entre Luis Martínez y Roxana Ramírez no solo era por el dinero de procedencia ilícita que el entonces fiscal general depositaba en el Banco Promerica.

“La relación que ha mantenido dicha señora Roxana Ramírez, del Banco Promérica, y otros personeros de alta gerencia de dicha institución financiera, se debió a que el señor Luis Martínez le proporcionaba los nombres de personas que tenían problemas por investigaciones abiertas, ya fueran por delitos de lavado u otros, lo que llevaba a otros bancos a que no le abrieran cuentas bancarias a ciertas personas; y así aprovechaba esta información Roxana Ramírez para atraer a esos clientes”, detalla.

En seguida agrega: “En otras oportunidades lo que se requería del Ex Fiscal es que este les agilizara la solución de los problemas judiciales o de investigación que tenían (los clientes), para de esa manera no tener que cerrar las cuentas o poder abrirlas según fuera el caso; y esta relación se dio por problemas de liquidez que ha tenido el banco. Afirma el informante que, por ejemplo, fueron abiertas cuentas a GUMARSAL y su grupo de empresas o personas naturales relacionadas”.

Es decir, según el informe que la FGR consignó en el expediente judicial, Luis Martínez no solo lavó dinero en el Banco Promerica, sino que limpió los expedientes de personas que tenían investigaciones y las conectó con el Banco Promerica para que también lavaran dinero. Entre esos clientes estaban los dueños de Agroindustrias Gumarsal, empresa que era propiedad de personajes señalados como cabecillas del cártel de Texis.

Banco Promerica desacreditó, a través de un derecho de respuesta que hizo llegar a Diario 1, los informes de la FGR y PNC. Sin embargo, nunca presentó pruebas para demostrar que lo consignado en ambos expedientes es falso.

Noticiero 1

TELE1 CANAL 30 EN VIVO

Últimas noticias

Zona multimedia

Lo más...