Otros temas: MundoArte y CulturaSe dice que...Suscríbete a Nuestro Newsletter

NACIONALES

¿Dónde estoy? | NOTICIAS

Mara Salvatrucha prepara gran ofensiva contra Gobierno de Bukele

Según la información policial, cinco cabecillas del Programa Libertad MS13, han ordenado a sus gatilleros (sicarios), a iniciar una serie de acciones de “desestabilización” en contra de los operadores de justicia (policías, soldados, custodios del sistema carcelario).

Redacción
PANDILLAS-1-MOSAICO

La Mara Salvatrucha (MS13) se prepara para iniciar su primera ofensiva contra la administración de Nayib Bukele enfilando sus fuerzas para atentar contra “operadores de justicia”. Esta es la información que tiene la Subdirección de Inteligencia de la Policía Nacional Civil (PNC), según el memorándum número DG/SDG N4430, fechado el 16 de julio pasado y firmado por el subdirector general de la institución, César Flores Murillo.

Según la información policial, cinco cabecillas del Programa Libertad MS13, han ordenado a sus gatilleros (sicarios), iniciar una serie de acciones de “desestabilización” en contra de los operadores de justicia (policías, soldados, custodios del sistema carcelario).

El informe de Inteligencia muestra que los cabecillas señalados son: José Douglas Torres Calzada, alias El Guanaco de Cinco Cedros; Juan Manuel Flores Aguilar, alias El Saymon de Tepecoyo; Alexander Armando Granados Vásquez, El Travieso de Nejapa; Jorge Alberto Aguilar Villatoro Scooby de Ateos; y José Luis Ramírez Yan, alias El Mafioso de Cobanal.

Asimismo, Inteligencia presume que entre los puntos en donde se especula puedan ejecutar “las pegadas” (atentados), se encuentran los departamentos de La Libertad, Sonsonate y San Salvador.

En el documento, Flores Murillo, gira instrucciones a los jefes de subdirecciones, delegaciones y unidades y divisiones policiales a iniciar acciones de autoprotección para familiares y efectivos policiales que se encuentren de licencia.

“Hago de su conocimiento sobre información de interés, de fecha 15 de julio de 2019, relacionada a amenazas y posibles atentados contra la vida de operadores de la ley”, indica el documento.

Además, señala que el objetivo es dar un golpe o “desestabilizar” los municipios priorizados en el Plan Control Territorial, en el cual funciona la estrategia de seguridad impulsada por la administración Bukele desde junio pasado y que hizo que se declarara estado de emergencia en el sistema carcelario prohibiendo visitas a los pandilleros internos.

El subdirector advierte que es de “urgencia“, informar a jefes territoriales en donde se implementa el Plan Control Territorial y en donde opera el Programa Libertad MS13, inicien “acciones operativas entre prevención, inteligencia, investigación e intervención encaminadas a desarticular los planes de la referida estructura”.

Como en años anteriores, fuentes policiales indican que el objetivo de las nuevas “pegadas” de la MS13 es vengar los pandilleros muertos en enfrentamientos con agentes de la PNC y, también, ejercer presión al Ejecutivo para negociar otra tregua.

La tregua entre las principales pandillas entre los años 2012 y 2013 potenció a las estructuras delincuenciales a tal grado que expandieron sus tentáculos a territorios en donde no habían logrado llegar. Además, mutaron sus métodos para delinquir, adquirieron más armamento y crecieron operativamente.

La suspensión de asesinatos inició el 8 de marzo de 2012. Ese mismo día, la Dirección General de Centros Penales (DGCP) realizó el traslado de 30 cabecillas de pandillas desde el penal de máxima seguridad de Zacatecoluca, conocido como Zacatraz, hacia otras cárceles de menor seguridad.

Desde el 9 marzo de 2012, la cantidad de homicidios pasó de 14 a 6 asesinatos diarios, en uno de los países considerados más sangrientos del mundo. En ese entonces, los cabecillas de pandillas dijeron que era un proceso de “pacificación entre pandillas”.

David Munguía Payés fue ministro de Justicia y Seguridad entre los años 2011 y 2012, tiempo en el que las principales pandillas pactaron una reducción de homicidios en un “gesto de buena voluntad”, dentro del “proceso de pacificación” entre pandillas. Munguía Payés se desmarcó de su participación en este proceso de tregua, aunque celebró los resultados iniciales en la reducción del 60% de asesinatos.

Todo parece indicar que las principales pandillas están intentando presionar al Gobierno para sentarse a negociar otra vez la reducción de la violencia.

DOCUMENTO-MEMORANDUM

DOCUMENTO-FOTOS1

Noticiero 1

TELE1 CANAL 30 EN VIVO

Últimas noticias

Zona multimedia

Lo más...