Otros temas: MundoArte y CulturaSe dice que...Suscríbete a Nuestro Newsletter

NACIONALES SEGUNDA ENTREGA

¿Dónde estoy? | NOTICIAS

Herbert Saca pagó sobornos a diputados por encargo de Mauricio Funes

Herbert Saca fue un hombre de confianza del presidente Mauricio Funes. Le hizo el trabajo sucio. Ahora se sabe que Funes le pagaba hasta 200 mil dólares a Herbert Saca por sobornar a diputados en la Asamblea Legislativa. La Fiscalía General de la República (FGR) los está investigando por el delito soborno.

Redacción
Fotoarte D1.
Fotoarte D1.

En 2009, cuando Mauricio Funes ganó la presidencia, Elías Antonio Saca delegó a su primo Herbert Saca como uno de los integrantes del equipo de transición. Ahí comenzó una maquiavélica  relación que en el futuro sería la columna vertebral  de una red de corrupción, sobornos, compra de diputados y financiamiento ilegal de partidos políticos.

Cuando Mauricio Funes lanzó su candidatura presidencial con el FMLN, en noviembre de 2007, un grupo de empresarios e intelectuales fundaron un movimiento de apoyo denominado Amigos de Mauricio Funes. Muchos de ellos, como Miguel Menéndez (conocido como Mecafé), Alex Segovia, Jaime Alberto Rodríguez y los hermanos Carlos y Gerardo Cáceres, llegaron a ocupar importantes cargos cuando Funes ganó la presidencia. Se convirtieron en su círculo más cercano, sobre todo Mecafé y los hermanos Cáceres. Gerardo fue nombrado secretario privado de la Presidencia y Carlos ministro de Hacienda.

Pero las cosas comenzaron a cambiar meses después, cuando entre los hombres más cercanos a Mauricio Funes apareció el oscuro operador de Antonio Saca, su primo Herbert Saca.

¿Cómo se forjó esa relación entre Mauricio Funes y los Saca? Hay quienes aseguran que fue desde los tiempos de la campaña presidencial de 2009 que Antonio Saca y su primo Herbert Saca maniobraron para que el candidato del FMLN tomara ventaja sobre el candidato de ARENA. Para ello, dicen, sabotearon el proceso interno del partido tricolor en la elección del contrincante de Mauricio Funes.

Pero fue durante el proceso del traspaso de mando que los Saca fortalecieron su relación con Mauricio Funes. Incluso, el presidente Saca se llevó a Funes a una cumbre presidencial.

Sin embargo,  en un primer momento, el nuevo mandatario habría visto con desconfianza a los Saca. Pero tiempo después les abrió las puertas de su gobierno.

Para 2011 era público que los hermanos Cáceres ya no eran los hombres más cercanos a Mauricio Funes, sino el empresario Mecafé y Herbert Saca. El periódico digital El Faro publicó a inicios de ese año un reportaje titulado Los nuevos amigos del presidente, donde, entre otras cosas, destacaba la presencia de Herbert Saca en los eventos privados del presidente Funes.

“Funes relegó a segundo plano a los socios claves con que empezó su gobierno y en su lugar dio protagonismo a nombres del partido GANA… Desde la mitad de este año, la oficina que Funes dio a Mecafé en las instalaciones del Cifco se ha convertido en la segunda oficina más importante del Ejecutivo, solo después del despacho en Casa Presidencial. Al menos eso interpretan un grupo de desconcertados ministros, asesores, funcionarios y dirigentes del FMLN que perciben a Mecafé y Herbert Saca como los nuevos Cáceres del gobierno”, decía el reportaje de El Faro.

Un dirigente del FMLN les dijo a los periodistas de ese medio que Herbert Saca era el representante de GANA y que sus acercamientos con Funes eran para impulsar una agenda en la Asamblea Legislativa. “Sin GANA no habría votos, al fin y al cabo es un aliado del presidente. Aquí es donde entra Herbert Saca, él es GANA”, les explicó.

Foto D1 archivo.

Foto D1 archivo.

El origen de GANA

Meses después de que ARENA perdiera las elecciones presidenciales de 2009, los dirigentes de ese partido expulsaron a Elías Antonio Saca. Lo acusaron (junto a su primo Herbert Saca) de dividir el partido.

Pocos días después, 12 diputados decidieron abandonar ARENA y el caos se agudizó en ese instituto político.

Fue entonces cuando Herbert Saca maniobró para crear el partido Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA). Uno de los diputados que rompió con ARENA fue Miguel Ahues. En una entrevista con El Faro, Ahues aseguró que el partido GANA lo fundaron “sin más apoyo que el de Herbert Saca”.

Cuando los diputados de GANA empezaron a votar (junto al FMLN) a favor de las iniciativas y propuestas hechas por el presidente Mauricio Funes, algunos políticos y analistas aseguraron que esas acciones eran producto del pacto político entre el presidente Funes y Herbert Saca.

El pasado 1 de febrero la revista Factum publicó un audio, que les habrían filtrado, en el que se escucha la voz del entonces presidente Mauricio Funes y la del empresario Miguel Menéndez hablando sobre compra de diputados.

Según la publicación, la reunión fue en una casa ubicada en la calle circunvalación de Antiguo Cuscatlán, la cual sería propiedad de Ada Mitchell Guzmán, actual compañera de vida del exmandatario.

En la conversación entre Funes y Mecafé se escucha que el primero trata de convencer al segundo que deje manejar  la fracción legislativa a Herbert Saca.

“Herbert Saca es un hombre que una vez termine el gobierno, y yo deje de darle el dinero para que compre a los diputados, va a cambiar su actitud”, se escucha decir al expresidente Funes.

Luego agrega: “Deje a Herbert manejar las fracciones, y yo sé que Herbert se queda con 150 o 200 mil dólares. Que se quede. ¿Qué vamos hacer?”.

Fotoarte D1.

Fotoarte D1.

La publicación de Factum señala que entre los diputados que recibían los sobornos se encuentran algunos del partido GANA. También menciona al Partido de Concertación Nacional (PNC), Partido Demócrata Cristiano (PDC) y a la Alianza Republicana Nacionalista (Arena), todos de derecha.

Fue por eso que el Fiscal General de la República, Raúl Melara, aseguró que ha iniciado una investigación contra Funes y Herbert Saca por el delito de soborno. Funes se encuentra prófugo de la justicia desde el año pasado. Es acusado por varios delitos de corrupción.

Una alianza maquiavélica

En agosto del año pasado, la Fiscalía aseguró que Mauricio Funes había financiado la segunda campaña presidencial de Elías Antonio Saca, quien en 2013 decidió buscar la presidencia con el Movimiento UNIDAD, una alianza de partidos de derecha.

Según dijo el entonces fiscal general Douglas Meléndez, Funes desembolsó más de 6 millones de dólares para esa campaña. El objetivo era dividir a la derecha y restarle votos al partido ARENA.

El movimiento UNIDAD, conformado por los partidos GANA, PDC y PCN, postularon como candidato presidencial en 2014 a Saca. Un testigo criteriado de la Fiscalía asegura que se usaron fondos públicos para impulsar sus intenciones de regresar al poder.

“Tenemos un testigo que nos asegura que el expresidente Funes le dio $6 millones al expresidente Saca para el tema de Unidad para la campaña”, dijo Meléndez en esa ocasión.

El expresidente Elías Antonio Saca anunció en 2013 que buscaría nuevamente la presidencia de la República con una coalición de partidos políticos entre los que estaba GANA, PCN y PDC. A la coalición se le denominó Movimiento UNIDAD y fue inscrita en el Tribunal Supremo Electoral el 24 de septiembre de 2013.

Saca se inscribió en el Partido de Concertación Nacional (PCN), pero en las papeletas electorales apareció la bandera del Movimiento UNIDAD.

En las elecciones presidenciales de febrero de 2014, Saca obligó a una segunda vuelta tras obtener 307,603 votos y quedar en el tercer lugar, solo por debajo del FMLN y ARENA.
Hay quienes dicen que en ese maquiavélico plan también participó Herbert Saca.

Foto D1. Archivo.

Foto D1. Archivo.

Los delitos cometidos

Algunos abogados penalistas señalan que la sustracción ilegal de fondos públicos cometido por Mauricio Funes, y el pago de sobornos a diputados con la ayuda de Herbert Saca, es constitutivo del delito de cohecho. Ambos deberían ser acusados por ese delito, dicen los especialistas.

Asimismo, los juristas dicen que el manejo que Funes y Saca hicieron de fondos de origen ilícito constituiría el delito de lavado de dinero, tanto para Funes y Herbert Saca, como para los diputados que revieron los pagos.

Además, si los diputados no incluyeron los montos de los pagos en sus declaraciones de ingresos anuales ante el Ministerio de Hacienda, eso constituiría delito de evasión de impuestos.

Finalmente, si los diputados de GANA no incluyeron los montos en efectivo que acumularon con dichos pagos en sus declaraciones de probidad (montos que presuntamente sumaron cientos de miles de dólares) también estarían cometiendo el delito de enriquecimiento ilícito.

PRIMERA ENTREGA: Herbert Saca es investigado por lavado de dinero y corrupción

Noticiero 1

TELE1 EN VIVO

Últimas noticias

Zona multimedia

Lo más...