Otros temas: MundoArte y CulturaSe dice que...Suscríbete a Nuestro Newsletter

NACIONALES PRIMERA ENTREGA

¿Dónde estoy? | NOTICIAS

Herbert Saca es investigado por lavado de dinero y corrupción

Herbert Saca es un personaje oscuro. Nunca da la cara. Sin embargo, investigaciones periodísticas y de inteligencia lo vinculan a una serie de actos de corrupción en el campo político, pero también en el terreno del crimen organizado. Ahora se sabe que la Fiscalía General de la República (FGR) lo está investigando.

Redacción
Fotoarte D1.
Fotoarte D1.

Herbert Ernesto Saca Vides, primo del expresidente Elías Antonio Saca, está siendo investigado por la Fiscalía General de la República (FGR) por delitos de corrupción.

Los fiscales que lo investigan saben que es un personaje oscuro, que ha trabajado con al menos dos presidentes de la República. Uno de ellos es su primo Antonio Saca, quien fue condenado en septiembre del año pasado a 10 años de cárcel luego de confesar que se había robado varios millones de dólares. El otro es Mauricio Funes, que se encuentra prófugo de la justicia desde mediados del año pasado por una decena de delitos de corrupción.

Herbert Saca nunca ha sido funcionario público. Siempre se ha movido entre las sombras.Hay quienes dicen, por ejemplo, que es el rostro detrás del hombre del maletín negro, es decir, el que compra diputados y corrompe a funcionarios para beneficiar a sus patronos.

De hecho, el pasado 1 de febrero, la Revista Factum publicó un comprometedor audio en el que el expresidente Mauricio Funes conversa con Miguel Menéndez, un exempresario conocido como Mecafé, quien también se encuentra encarcelado por corrupción.

“Herbert Saca, yo sé que es un hombre que una vez termine el gobierno y yo deje de darle el dinero para que compre a los diputados, va a cambiar su actitud”, se escucha decir al entonces presidente Funes a su amigo Mecafé.

La revista Factum aseguró haber entrevistado a una media docena de diputados y exdiputados que dijeron haber recibido ofrecimientos de dinero por parte de Herbert Saca para que votaran a favor de ciertas leyes y reformas, o elección de algunos funcionarios de segundo grado.

Días después de esa publicación, el fiscal general Raúl Melara dijo que iniciaría una investigación contra Herbert Saca por presuntos sobornos a diputados. “Será una investigación completa, responsable, para tratar de determinar si ha habido cometimiento de un ilícito o no”, detalló.

Historial de un hombre oscuro

¿Quién es Herbert Saca? Quizá los periodistas de El Faro son los que más han tratado de dar una respuesta a esa pregunta. Lo han hecho en una serie de investigaciones que han realizado desde hace varios años. En abril de 2013, por ejemplo, publicaron un reportaje titulado Camioneta contaminada con cocaína vincula a Herbert Saca con red de narcos.

En esa nota se explicaban los lazos que unían a Herbert Saca con prominentes narcotraficantes como Jorge Ernesto Ulloa Sibrián, alias El Repollo, quien en noviembre de 2014 fue condenado a 77 años de cárcel por haber trasladado varias toneladas de droga hacia los Estados Unidos.

Para esa nota, los periodistas entrevistaron al expresidente Elías Antonio Saca. Le preguntaron por su primo Herbert Saca y sus respuestas fueron escuetas y esquivas. Aseguró que había sido un “excelente colaborador” durante su campaña presidencial.

Cuando los periodistas señalaron que, según fuentes que ellos habían consultado, Herbert Saca había sido un hombre con mucho poder que incluso les daba órdenes a los ministros, el expresidente Saca dijo que esos eran “cuentos chinos”.

Foto D1.

Foto D1.

El caso es que, cuando los reporteros buscaron a Herbert Saca para preguntarle por una camioneta de su propiedad que había sido encontrada en una casa de un narcotraficante, este se escondió. No concedió ninguna entrevista. Por el contrario, delegó a personas de su confianza para indagar sobre la investigación de El Faro. Uno de ellos fue Ernesto Sanabria, un tuitero que es señalado de dirigir un ejército de troles que atacan en las redes sociales a los adversarios políticos de sus jefes.

Documentos de inteligencia elaborados por los Estados Unidos, y que fueron compartidos en 2017 a Diario 1 por el ex agente de la DEA Danny Dalton, revelan una serie de datos personales de Herbert Saca. No solo eso. También lo vinculan a diversos delitos relacionados al crimen organizado y a la corrupción.

Los documentos aseguran que Herbert Saca fue (entre 2004 y 2009) el operador secreto del presidente Antonio Saca y que su trabajo era comprar a políticos, periodistas, fiscales, magistrados y otros funcionarios.

Ese informe también dice que para camuflar el trabajo sucio que le hacía a su primo en el Gobierno, Herbert montó una empresa denominada Autolote HS IMPORT`S y comenzó a importar vehículos usados desde los Estados Unidos. Muchos de los automóviles eran de lujo y tenían procedencia ilegal.

“Existe información sustentable sobre los actos ilícitos de Herbert Saca y la utilización del cargo presidencial de Antonio Saca para su realización. Se visualiza que inicialmente integran un aparato institucional que les garantiza la impunidad ante actos de corrupción”, dice el reporte.

Para cometer los ilícitos, según los mismos documentos, compraron a los máximos jefes de la Fiscalía, Policía, Dirección General de Aduanas. También a diputados y abogados que estaban a la orden de Herbert Saca y sus aliados.

Pero el informe da otros datos relevantes sobre las actividades de la estructura que había montado el presidente Saca: no solo compraban a políticos y otros funcionarios, sino que también extorsionaban a poderosos narcotraficantes. “Las relaciones con los narcotraficantes como Los Perrones fueron evidentes con Herbert Saca. También con bandas de robacarros como Los Profesionales, Los Comandari, Los Cuestas y Los Mosqueteros, quienes son vitales para la importación y venta de vehículos robados”.

Contrabando, drogas, extorsiones

Uno de los casos que detalla el informe compartido por el ex agente de la DEA es que Herbert Saca le vendió carros robados, en Estados Unidos, a Reynerio de Jesús Flores Lazo, catalogado como el cabecilla de Los Perrones, un cártel de la droga que operaba en el Oriente del país.

Los vehículos habrían sido utilizados para trasladar dinero producto de la narcoactividad por todo Centroamérica y Estados Unidos.Los trámites de los automóviles los hacían en las oficinas jurídicas de los abogados Manuel de Jesús Morán Jerez, quien por entonces era empleado de la Corte Suprema de Justicia, y Tony Edwin Campos Orellana. Ahí llegaba Herbert Saca y Reynerio Flores.

Tiempo después, cuando el abogado Morán Jerez cayó por vínculos con Reynerio Flores, la secretaria del despacho jurídico declaró como testigo de descargo de manera extrajudicial ante la Fiscalía General. Ella relató que Herbert Saca y Reynerio Flores llegaban a la oficina para realizar negocios.

Un importante fiscal, al conocer la declaración de la secretaria de los abogados corrió a informarle al entonces fiscal general, Félix Garrid Safie. Este le ordenó que se reuniera con Herbert Saca para aclarar los hechos. Y así lo hizo. Asimismo, Herbert Saca le pedía dinero a Reynerio Flores para evitar que las autoridades bloquearan sus operaciones de narcotráfico.

Reynerio recolectaba el dinero entre Los Perrones y le pagaba fuertes sumas de dinero a Herbert, quien, aprovechándose de su prominente posición en el gobierno de su primo Antonio Saca, establecía relaciones de tráfico de influencia.El dinero de Los Perrones también llegaba a manos de altos funcionarios de seguridad, según el informe facilitado por Danny Dalton.

Foto tomada de Internet.

Foto tomada de Internet.

En el año 2007, Reynerio desistió de seguir pagando la cuota y meses después iniciaron los procesos penales en su contra. Su lugar fue asumido por José María Medrano, alias Juan Colorado, quien continuó la estructura de tráfico de influencia.

Todo lo anterior también consta en el mencionado informe.

En el escrito también se dice que para las elecciones de 2009, Herbert Saca utilizó dinero del narcotráfico para comprar vehículos que sirvieron en las actividades proselitistas de Rodrigo Ávila, candidato presidencial de ARENA que perdió las elecciones contra Mauricio Funes.

Herbert, agrega el reporte, utilizó a un prestanombres para comprar los automóviles. La estrategia era hacer parecer que el dinero había salido del partido ARENA. Pero en realidad era dinero sucio de Herbert Saca, quien al finalizar la campaña se quedó con la mitad de los automóviles. La otra mitad se los trasladó a la empresa de seguridad SERCONSE, propiedad de Adolfo Torres, quien meses después se suicidó.

En esa ocasión Diario 1 llamó telefónicamente varias veces a la venta de vehículos usados de Herbert Saca para conocer su versión sobre las acusaciones que se le imputan en el mencionado informe. Pero nunca contestó.

Noticiero 1

TELE1 EN VIVO

Últimas noticias

Zona multimedia

Lo más...