Otros temas: MundoArte y CulturaSe dice que...Suscríbete a Nuestro Newsletter

NACIONALES

¿Dónde estoy? | NOTICIAS

El milagro del pastor Carlos Rivas

En redes sociales también hay un debate sobre este caso. Comentarios que van desde que “nadie puede juzgar” hasta que deberían crucificarlo. Por segunda ocasión en cuatro años, la concupiscencia de Carlos Rivas salió a la luz pública.

Redacción
Rivas Carlos

Bajo la sombra de un árbol supuestamente en la División de Tránsito de la Policía Nacional Civil (PNC), viste una camiseta gris, con los brazos cruzados, esposado, boquiabierto, con los ojos medio cerrados y un rostro cansado que delata “una noche de copas, una noche loca”. Es el pastor del Tarbenáculo de Avivamiento Internacional (TAI), Carlos Rivas. Fue sorprendido, la madrugada de Jueves Santo, manejando su vehículo aparentemente en estado de ebriedad. La foto es del Jueves Santo en la mañana.

Agentes del Sistema 911 de la PNC detuvieron a Carlos Rivas. Haciendo uso de su derecho, el pastor se negó a realizarse la prueba de alcoholemia. No es el primero ni el último en rechazar someterse al alcotest porque al parecer la misma persona se incrimina y eso podría ser inconstitucional.

Sin embargo, según abogados consultados, la Policía estaba obligada a llevar de inmediato al líder religioso a Medicina Legal, donde el médico de turno le tendría que haber hecho pruebas, no invasivas, para que ese reporte sirviera al juez que conocería su caso. La acusación es de conducción peligrosa, que en sociedades alcoholizadas como la salvadoreña es bastante común.

La legislación salvadoreña, además, estipula que en estos casos la Fiscalía General de la República tiene un plazo de 72 horas para presentar al capturado ante un juez, de acuerdo con los referidos abogados. Con un acuerdo con la Fiscalía, el capturado puede ser llevado casi de inmediato ante el juez y así el acusado puede recobrar su libertad.

Pero en este caso, agregan, es evidente que se maniobró en el procedimiento para favorecer al pastor porque aparentemente no fue llevado a Medicina Legal. No había ninguna prueba que estaba borracho. Por lo tanto, fue dejado en libertad en menos de 48 horas. En redes sociales, algunos calificaron este hecho en tono sarcástico como “un milagro del pastor”.

En El Salvador estos casos pasan al olvido y no se responsabiliza a nadie de malos procedimientos para beneficiar a ciertas personas.

En redes sociales también hay un debate sobre este caso. Comentarios que van desde que “nadie puede juzgar” hasta que deberían crucificarlo. Otros hacen ver que una vida anodina, gobernada por los excesos, siempre conducirá al fracaso porque los vicios –de cualquier índole− esclavizan al ser humano.El hecho es que por segunda ocasión en cuatro años, la concupiscencia de Carlos Rivas salió a la luz pública.

En marzo de 2015, Carlos Rivas fue detenido tras ser acusado por una mujer por los delitos de violación, amenazas, daños y expresiones de violencia contra la mujer.

El hecho ocurrió en un motel ubicado a la entrada de Santa Elena, Antiguo Cuscatlán, donde decenas de periodistas llegaron de inmediato y comenzaron a informar a través de las redes sociales.

La Policía intervino y Rivas fue trasladado hacia la delegación de Santa Tecla. La mujer se presentó a la delegación a presentar cargos por maltrato físico y amenazas.

De acuerdo con la versión de uno de los vigilantes del motel, el pastor Rivas agredió físicamente a la mujer. “Estaba histérica y le pidió que llamáramos a la Policía”, comentó.A las nueve de la noche, dos fiscales de la unidad de Delitos Relativos a la Niñez y la Adolescencia y la Mujer llegaron a la delegación de Santa Tecla para tomar la declaración de la víctima. El interrogatorio duró casi una hora. Después presentaron la acusación en un tribunal de justicia.

Posteriormente, el 25 de marzo de ese mismo año, el juez José Palma del juzgado de Paz de Antiguo Cuscatlán, decretó instrucción formal con medidas sustitutivas al pastor Carlos Rivas por delitos de violación, amenazas y expresiones de violencia contra la mujer. El religioso pagó $5 mil dólares en concepto de fianza.

Noticiero 1

TELE1 EN VIVO

Últimas noticias

Zona multimedia

Lo más...