Otros temas: MundoArte y CulturaSe dice que...Suscríbete a Nuestro Newsletter

NACIONALES

Expresidente Saca confiesa que robó dinero público

El expresentador Jorge Hernández y el abogado Irving Tóchez le ayudaron a crear un mecanismo para lavar el dinero.

Redacción
Foto Diario 1, archivo
Foto Diario 1, archivo

Elías Antonio Saca confesó la mañana de este jueves que robó dinero mientras se desempeñó como presidente de El Salvador (2004 – 2009). Por una parte ratificó la acusación de la Fiscalía General de la República (FGR), pero también brindó otros detalles de cómo lavó el dinero que sustrajo de las arcas públicas.

Saca indicó, entre otras cosas, que algunos de sus cómplices para robar dinero fueron el expresentador Jorge Hernández y el abogado Irving Tóchez, quienes crearon un mecanismo mediante la creación de distintas sociedades y la compra de varios inmuebles, para lavar dinero del Estado.

El exmandatario hizo esas confesiones en el tercer día del juicio que se le sigue en el Tribunal Segundo de Sentencia de San Salvador a él y seis de sus excolaboradores.

La Fiscalía acusa a Saca de ser pieza fundamental en una gigantesca maquinaria de corrupción. La operación, según las investigaciones fiscales, ocurrió así: cuando Saca llegó a la presidencia aprobó el reglamento interno de “funcionamiento para el manejo, control y fiscalización de los fondos públicos, gastos reservados y secretos de la Presidencia de la República destinados a las actividades de inteligencia, clasificación, manejo y protección de la información y deber de guardar secreto de los colaboradores designados para el manejo de los gastos reservados y secretos”.

Hasta el pasado mes de julio, el expresidente y sus abogados habían esgrimido que ese fue un decreto ejecutivo que respaldaba una partida de dinero para los gastos reservados, por ejemplo, para el funcionamiento del Organismo de Inteligencia (OIE).

Pero de acuerdo con la acusación fiscal, desde que el reglamento entró en vigencia, los contadores crearon 16 cuentas bancarias.

Saca firmó 60 cheques de la Cuenta Institucional Subsidiaria del Tesoro Público a nombre de Élmer Charláix Urquilla, entonces secretario privado de la Presidencia. Éste lo depositó en dos cuentas a su nombre: una en el Banco Agrícola y en el Banco Davivienda. Ese fue el primer desvío de fondos. Ascendía a más de 16 millones de dólares.

En el año 2006, Saca le ordenó a Francisco Rodríguez Arteaga, jefe de la Unidad Financiera Institucional (UFI) de la Presidencia, y a Pablo Gómez, técnico de la UFI, abrir 14 cuentas: el primero abrió diez y el segundo dos en los bancos Citibank e Hipotecario. Según la Fiscalía, entre los dos movieron 251 millones 297 mil 412 dólares.

Saca es el segundo expresidente de la historia reciente de El Salvador en ser enviado hasta esta instancia judicial: el primero fue el exmandatario Francisco Flores (1999-2004), quien falleció el 30 de enero de 2016 en San Salvador.

Además de Saca, afrentan el juicio sus exsecretarios Privado, de Comunicaciones y de Juventud, Elmer Charlaix, Julio Rank y César Funes, respectivamente, a los que se suman Pablo Gómez, Francisco Rodríguez Arteaga y Jorge Alberto Herrera.

Durante el inicio del juicio, el exmandatario solicitó un proceso abreviado a cambio de recibir una pena menor. Es acusado de malversar 301 millones de dólares, de los cuales solo devolvería al Estado unos 25 millones de dólares en inmuebles que adquirió con dineros del pueblo.

Julio Rank y César Funes también han solicitado un proceso abreviado. Debido a que son acusados solo de un delito (lavado de dinero y activos), estos exfuncionarios podrían recibir una pena de solamente cinco años..

Noticiero 1

Entrevista Al Punto

Últimas noticias

Zona multimedia

Lo más...