Otros temas: MundoArte y CulturaSe dice que...Suscríbete a Nuestro Newsletter

NACIONALES

¿Dónde estoy? | NOTICIAS

Andrés Rovira hizo una venta sobrevalorada de Radio ABC a Saca

Los fiscales han establecido que el expresidente Elías Antonio Saca desvió dinero público para triangularlo hacia sus empresas. Entre las operaciones sospechosas que la Fiscalía ha registrado en la acusación está el mutuo de compraventa de radio ABC Stereo, la cual perteneció hasta el año 2010 al presidente de GANA, Andrés Rovira.

Redacción
Andrés Rovira, presidente de GANA. Foto archivo D1.
Andrés Rovira, presidente de GANA. Foto archivo D1.

La operación fue extraña. En enero de 2010, pocos meses después que Elías Antonio Saca entregara la presidencia de la República, decidió comprar la emisora ABC FM Stereo por un costo mayor al del mercado. A los fiscales les pareció sospechoso y comenzaron a investigar ese negocio. Le siguieron la pista a emisiones de cheques, pagos y transacciones bancarias. El resultado fue una compra disparatada.

La radio ABC FM Stereo —que transmite música electrónica— fue fundada en los años ochenta y era propiedad de José Andrés Rovira Canales y de la madre de su hijo, Sonia Soto Ramírez. La empresa contaba con 3,300 acciones. En enero de 2010, el estado financiero de la emisora no era tan bueno. Reportaba pérdidas. Y entonces apareció Saca y pagó $1 millón 330 mil para sumarla a su consorcio radial.

Pero a los fiscales, que investigaban a Saca por delitos de corrupción, les pareció extraño que el expresidente pagara esa cantidad de dinero por una emisora que tenía un capital de $37 mil 714 y que un año antes, en 2009, había reportado pérdidas de $12 mil 617. Fue entonces que comenzaron a rastrear transacciones y cuentas bancarias.

Los fiscales comenzaron a cruzar datos e hicieron comparaciones. Nada resultaba lógico. Si Promotora de Comunicaciones, una de las sociedades fundadas por Antonio Saca, poseía en el año 2009 un patrimonio de $7, 671,271.00 y el precio de mercado de cada acción era de $400  —según un informe elaborado por el entonces contador de la sociedad antes mencionada—, como era posible que el exmandatario hubiese pagado $447.81 por cada una de las acciones de una emisora que tenía un capital de $37 mil 714 y que, para los fiscales, según los parámetros calculados, cada acción tenía un precio de $9.90.

Para entonces, los fiscales habían establecido que el expresidente Saca había desviado dinero público para triangularlo hacia sus empresas. Entre las operaciones sospechosas estaba el mutuo de compraventa de ABC FM Stereo.

Para comprar esa emisora, Saca hizo dos desembolsos. El primer cheque fue por un monto de $340 mil y fue a parar a una cuenta bancaria de Andrés Rovira. El segundo cheque, por un valor de $990 mil, fue depositado en una cuenta de Sonia Soto Ramírez.

Los fiscales dudaban de la operación financiera. ¿De dónde había sacado el expresidente cas 1 millón y medio de dólares para comprar ABC FM Stereo?

“En nuestra investigación, durante el período de celebración de los mutuos, no se identificó ninguna transacción en la que el señor Elías Antonio Saca le haya trasladado fondos al Grupo Samix, razón por la cual se duda de la existencia real y legal del préstamo… por lo que se deduce que se trata de una operación simulada”, escribieron los fiscales en el requerimiento fiscal.

Más abajo constaron que: “En relación a la compra de acciones de la sociedad ABC se puede concluir que se trata de una venta sobrevalorada por las circunstancias irregulares que se observan, pues el monto pagado de $1, 330,000.00 es muy superior a su valor de mercado de dicha inversión, ya que la situación financiera y los resultados económicos reflejados en los Estados Financieros de la Sociedad ABC no son consistentes con el monto pagado”.

Informe de uno de los cheques recibidos por Andrés Rovira.

Informe de uno de los cheques recibidos por Andrés Rovira.

La traición

En el año 2009, los principales dirigentes de ARENA acusaron a Elías Antonio Saca de traición y lo expulsaron del partido. Posteriormente, doce diputados renunciaron y meses después formaron la Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA).

El nuevo partido fue inscrito en el Tribunal Supremo Electoral (TSE) en octubre de 2009. Y aunque Saca nunca se puso en primera fila del nuevo instituto político, era un secreto a voces que era el principal patrocinador. Durante todo el gobierno del expresidente Mauricio Funes, el partido GANA se adhirió a las iniciativas de ley que el Ejecutivo presentó en la Asamblea Legislativa.

El presidente de ese nuevo partido fue Andrés Rovira, quien en 2010, un año después que se constituyera el partido, le vendería la radio ABC FM Stereo a Antonio Saca de una manera que a la Fiscalía General de la República le pareció sospechosa.

En 2014, Saca lanzó su candidatura presidencial con el Movimiento UNIDAD, una alianza constituida por los partidos GANA, PCN y PDC. Recientemente el fiscal general, Douglas Meléndez, dijo que el expresidente Mauricio Funes había financiado, con fondos públicos, la campaña de ese movimiento. “Tenemos un testigo que nos asegura que el expresidente Funes le dio $6 millones al expresidente Saca para el tema de Unidad para la campaña”, dijo en una entrevista televisiva.

Rovira sigue siendo el presidente de GANA. A finales del pasado mes de julio, en medio de una polémica, informó que Nayib Bukele sería el candidato presidencial del partido naranja.

De momento, Andrés Rovira no ha sido procesado a pesar que los fiscales señalan en el requerimiento que este pudo haber participado en una posible operación de lavado de dinero ejecutada por el expresidente Elías Antonio Saca, quien el pasado jueves confesó haber robado dinero público para beneficiarse personalmente.

Foto Archivo EDH.

Foto Archivo EDH.

El expresidente  relató que para respaldar el desvío de los fondos emitió un reglamento que le daba la facultad de catalogar como secreto de Estado la información relacionada con los movimientos de dinero.

Subrayó que el dinero fue transferido durante sus 5 años de gestión a 13 cuentas particulares de su exsecretario privado Elmer Charlaix y otros dos empleados de la Presidencia, y que buena parte se retiró en efectivo.

Añadió que para lavar el dinero pactó “sin licitación y de manera ilegal” con tres agencias de publicidad el pago mensual de unos 100.000 dólares, y que las empresas se quedaban con el 20 por ciento y el 80 por ciento era trasladado a empresas de radiodifusión en las que poseía entre el 50 y 90 por ciento de las acciones.

El exmandatario apuntó que, para que este dinero llegara a su patrimonio personal y “cubrir el origen ilícito”, dichas sociedades le pagaban un salario mensual de entre 4.000 y 60.000 dólares.

La confesión de Saca forma parte de un trato alcanzado con la Fiscalía, con el que se espera evite la pena máxima de hasta 30 años de prisión por una de 10 años de cárcel en un “juicio abreviado”, beneficio judicial al que se acogieron cinco de sus seis excolaboradores procesados.

Se trata de los exsecretarios Privado, de Comunicaciones y de Juventud Elmer Charlaix, Julio Rank y César Funes, respectivamente, y del ex gerente financiero de la Presidencia Francisco Rodríguez Arteaga.

FOTO: D1/MIGUEL LEMUS

FOTO: D1/MIGUEL LEMUS

Noticiero 1

Entrevista Al Punto

Últimas noticias

Zona multimedia

Lo más...