Otros temas: MundoArte y CulturaSe dice que...Suscríbete a Nuestro Newsletter

NACIONALES

¿Dónde estoy? | NOTICIAS

A estos años de cárcel podría ser condenado el Gordo Max

El juicio contra el Gordo Max inició este lunes. Ahí se decidirá si es enviado a prisión o absuelto de cargos.

Redacción
FOTO: D1/MIGUEL LEMUS
FOTO: D1/MIGUEL LEMUS

Cuando el Gordo Max fue capturado por la acusación de pagar servicios sexuales a menores de edad,  algunos abogados penalistas criticaron que solo se le imputara el delito de remuneración por actos sexuales.

A criterio de algunos penalistas, el Gordo Max también debió ser acusado por el delito de estupro, es decir, por tener relaciones sexuales con menores de edad. La condena por este delito es más alta que por el de remuneración por actos sexuales.

El artículo 169 del Código Penal establece que las personas acusadas por pagar a menores de edad por sexo pueden ser condenadas entre tres u ocho años de prisión. En cambio, por el delito de estupro podrían ser condenadas hasta diez y doce años de cárcel.

El artículo sobre remuneración por actos sexuales con menores de edad dice lo siguiente: “El que promoviere, facilitare, administrare, financiare, instigare u organizare de cualquier forma la utilización de personas menores de dieciocho años en actos sexuales o eróticos, de manera individual u organizada, de forma pública o privada, será sancionado con pena de tres a ocho años de prisión”.

Uno de los abogados penalistas consultados por Diario 1 considera que pueden existir otros beneficios para los procesados por este tipo de delitos: “Si una persona es reo primario y su perfil profesional hasta el momento de cometer el supuesto error es intachable, entonces el Tribunal podría valorar poner la pena mínima que es tres años de prisión que puede ser remplazada”.

El remplazo al que este abogado se refiere es a una sustitución de la condena por trabajo de utilidad pública. De esa manera, Max se libraría de ir a la cárcel.

El Gordo Max fue capturado el 3 de enero del presente año. La investigación en su contra comenzó en 2014. Ese año la policía capturó a una red de trata por órdenes de la Fiscalía. Sin embargo, pese a que Max fue mencionado en un requerimiento fiscal, este no fue procesado penalmente.

A inicios de este año, Allan Hernández, quien todavía era jefe de la Unidad de Delitos Especializados, aseguró que la administración anterior de la Fiscalía, es decir, la que dirigía Luis Martínez,  imputó al “Gordo Max”, pero después le dio calidad de testigo.

Ese beneficio fue retirado por el actual fiscal Douglas Meléndez, quien ordenó que se capturara y se procesara a Max y a otras tres personas que cometieron el mismo delito, entre ellos el empresario Ernesto Regalado O’Sullivan.

Hasta hace un mes, Max se encontraba en el Sector Nueve del penal La Esperanza, conocido como Mariona. En ese mismo lugar se encuentra el exfiscal general Luis Martínez, quien en su momento le brindó privilegios para que no fuera procesado penalmente.

El juicio contra el Gordo Max inició este lunes. El locutor llegó al Tribunal Quinto de Sentencia de San Salvador vestido de negro.  Ahí sabrá si es condenado a prisión o absuelto de cargos.

Noticiero 1

Entrevista Al Punto

Últimas noticias

Zona multimedia

Lo más...