Otros temas: MundoArte y CulturaSe dice que...Suscríbete a Nuestro Newsletter

NACIONALES

¿Dónde estoy? | NOTICIAS

Palabrero preso ordenó matar a familiar de policía y cuatro personas más en Sonsonate

El palabrero de la pandilla 18 ordenaba asesinados desde el Centro Penal de Cojutepeque. Entre las víctimas se encuentra un pandillero de la MS.

Redacción
Imagen de Referencia.
Imagen de Referencia.

Cinco homicidios, entre los que se encuentra un familiar de un agente de la Policía Nacional Civil (PNC), fueron ordenados por el “Pope”, un palabrero de la pandilla 18 que operaba en el municipio de Juayúa, Sonsonate, informó la Fiscalía General de la República (PNC).

Durante uno de los operativos realizados por la Policía Nacional Civil (PNC), las autoridades lograron la captura de dicho sujeto que dirigía una estructura de más de 20 pandilleros y desde el Centro Penal de Cojutepeque, Cuscatlán, continuaba dando órdenes a menores de edad para que cometieran varios asesinatos en la zona.

Las investigaciones de los homicidios determinaron que 15 adolescentes, todos pandilleros de 18,  habían participado en los cinco crímenes, por lo que fueron arrestados y llevados ante  la justicia salvadoreña.

En marzo de 2016, los pandilleros llegaron a la colonia San Leandro de Juayúa, donde engañaron a la víctima, lo amenazaron con armas de fuego, lo privaron de libertad y lo llevaron a un lugar desolado.

Los pandilleros mataron a machezatos al familiar del agente policial y posteriormente enterraron su cadáver en un predio baldío.

Asimismo, se les acusó del homicidio de un pandillero de la Mara Salvatrucha al inicio de enero del año pasado, quien fue asesinado sobre la calle que conduce al barrio El Calvario de Juayúa. En este hecho también participaron adultos, según las autoridades.

Los homicidios no solamente eran dirigidos a miembros de otras pandillas o civiles, según la Fiscalía, el “Pope”, también ordenó un asesinato de otro pandillero de la 18, pero este operaba en el municipio de Nahuizalco.

El pandillero fue asesinado porque supuestamente se había convertido en informante de la Policía Nacional Civil (PNC). Otros dos homicidios fueron cometidos por los menores de edad, aunque las autoridades no brindaron detalles sobre estos casos.

Por lo cinco asesinatos, 15 pandilleros, todos los adolescentes, fueron condenados por el Juzgado de Menores de Sonsonate a 12 años de internamiento y tres años más por el delito de organizaciones terroristas; es decir, tendrán que pasar 15 años tras las rejas.

Últimas noticias

Zona multimedia

Lo más...