Otros temas: MundoArte y CulturaSe dice que...Suscríbete a Nuestro Newsletter

Mundo

¿Dónde estoy? | AMéRICA

Maduro arresta a colaborador de Guaidó y aumenta presión contra la oposición

La detención de Roberto Marrero ha sido calificada como un secuestro por Guaidó y su partido que hoy denunció una persecución continuada en su contra.

EFE
MADURO

El Gobierno de Nicolás Maduro aumentó la presión contra la oposición de Venezuela este jueves luego de que funcionarios chavistas arrestaran a Roberto Marrero, principal colaborador del jefe del Parlamento, Juan Guaidó, reconocido como presidente interino por más de cincuenta países.

El opositor fue arrestado en horas de la madrugada del jueves cuando el Servicio de Inteligencia (Sebin) allanó su vivienda, y posteriormente el Gobierno de Maduro le acusó de liderar una célula terrorista que planeaba realizar ataques selectivos para crear “caos”.

Tras ello, el mandatario venezolano aseguró que no le temblará el pulso para detener a grupos terroristas.

Junto a Marrero fue detenido también su escolta, Luis Alberto Páez, informó el ministro de Interior, Néstor Reverol, que señaló al colaborador de Guaidó de ser responsable directo de la organización” de “grupos criminales.

Según dijo, a Marrero se le incautó un lote de armas de guerra y dinero efectivo en divisas extrajeras durante el allanamiento, pero la oposición denuncia que este armamento fue “sembrado”.

En el procedimiento también fue allanada la casa del diputado Sergio Vergara, quien es vecino de Marrero y, de acuerdo con el parlamentario, en la acción participaron unos 50 miembros del Servicio de Inteligencia (Sebin).

Pese a que la detención de Marrero ocurrió en horas de la madrugada, fue hasta horas de la tarde que las autoridades detallaron las razones de su detención.

Concretamente Reverol dijo que los servicios de inteligencia habían desmantelado una vez más una célula terrorista que planificaba realizar un conjunto de ataques selectivos y para ello habría contratado a mercenarios colombianos y centroamericanos.

Según el Gobierno, el grupo tenía previsto atacar cuarteles y unidades militares con mercenarios así como hospitales, estaciones de metro y otros objetivos.

En ese sentido, Maduro indicó en una cadena obligatoria de televisión que “hay una gran conspiración contra Venezuela” y acusó a Estados Unidos de tener un “un grupo de títeres diabólicos para apropiarse del país”, para apoderarse, dominar y esclavizar al país petrolero a sus designios e intereses.

“Quiero que quede claro que al Gobierno venezolano bolivariano y revolucionario no le temblará el pulso para combatir a los grupos terroristas, para llevarlos a la cárcel, eso no es política lo que ellos hacen, simplemente es terrorismo”, dijo Maduro.

Asimismo, la Fiscalía venezolana indicó en un comunicado que el opositor es investigado por “su presunta vinculación con delitos que implican la violación del orden constitucional y la promoción del terrorismo y la violencia, incluyendo el intento de magnicidio al Jefe del Estado”.

Las acusaciones contra Marrero han sido rechazadas por su partido, Voluntad Popular (VP) -al que también pertenece Guaidó-, y dijo en respuesta que esta acción lo que “hará es levantar las alarmas del país y de la comunidad internacional contra” Maduro.

Marrero se encuentra detenido en la sede del Servicio de Inteligencia (Sebin) conocida como el Helicoide en Caracas.

Su detención ha sido calificada como un secuestro por Guaidó y su partido que hoy denunció una persecución continuada en su contra.

“Lo hacen para tratar de amedrentar a Voluntad Popular, para amedrentar a Juan Guaidó a sabiendas que Roberto Marrero (…) pero ni este va a hacer que nosotros demos un paso atrás”, dijo la diputada Adriana Pichardo, militante de VP, a periodistas.

Sin embargo, Guaidó afirmó que no alterará su agenda de trabajo por la detención del jefe de su despacho y aseguró que seguirá avanzando en su ruta para desalojar a Maduro del poder.

“Vamos a seguir de gira, vamos a seguir con la operación libertad (…) vamos a seguir en las calles de toda Venezuela”, dijo Guaidó a periodistas después de aseverar que tomaría “medidas de protección” por la detención de su principal colaborador.

“Esas son las medidas, darle la cara sin miedo al pueblo, es el momento de avanzar en la operación libertad”, añadió en referencia a una gran manifestación que pretende liderar hasta las puertas del palacio presidencial de Miraflores, y que aún no tiene fecha definida.

Venezuela afronta una crisis política y social que se acentuó después de que el pasado 23 de enero el líder del Parlamento, Juan Guaidó, se declaró mandatario interino al invocar unos artículos de la Constitución venezolana y logró el respaldo de buena parte de los países del continente americano y una veintena de naciones europeas.

Noticiero 1

TELE1 CANAL 30 EN VIVO

Últimas noticias

Zona multimedia

Lo más...