Otros temas: MundoArte y CulturaSe dice que...

Mundo

Ejecutan a mexicano Edgar Tamayo con inyección letal en Texas

El mexicano condenado a muerte por asesinar a un policía en 1994 fue ejecutado en la cámara de la muerte de Huntsville a las 21:32 horas.

Redacción/AFP
Edgar Tamayo.
Edgar Tamayo.

El mexicano Edgar Tamayo Arias fue ejecutado este miércoles en Texas con una inyección letal, a pesar de los intentos diplomáticos y judiciales de última hora que intentaban evitar su muerte, informó CNN México.

Tamayo Arias, de 46 años, recibió la inyección letal 21:15 horas (local y de México) en la cámara de la muerte de Huntsville, en Texas, y fue declarado muerto a las 21:32 horas, 17 minutos después, informaron las autoridades.

La Corte Suprema de Estados Unidos rechazó suspender la ejecución Tamayo, tras desechar una apelación de última hora interpuesta por su defensa legal.

Mientras, la agencia AFP había informado que “el señor Tamayo será ejecutado esta noche (del miércoles), a pesar de las pruebas de que su derecho a asistencia consular fue violado. Si hubiese tenido la asistencia del consulado mexicano durante el proceso, Tamayo nunca habría sido sentenciado a muerte”, expresaron sus defensores en una nota.

Tamayo Arias, de 46 años, debía ser ejecutado este miércoles a las 18H00 hora de Texas (00H00 local) en la cámara de la muerte en la localidad de Huntsville.

Las abogadas Sandra Babcock y Maurie Levin alegaron que la ejecución de Tamayo “viola los compromisos de EEUU con tratados, amenaza los intereses nacionales de política exterior, y mina la seguridad de todos los estadounidenses en el exterior”.

Una lluvia de llamados e intervenciones diplomáticas y judiciales intentaban a último minuto evitar la muerte del mexicano, condenado por el asesinato de un policía en 1994 en Houston, pero privado de sus derechos consulares, en violación de la Convención de Viena.

La Convención de 1963, ratificada por 175 países incluido Estados Unidos, prevé que todo extranjero debe recibir asistencia de sus representantes consulares tras ser informado de sus derechos.

Para las defensoras, “es vergonzoso y trágico que el señor Tamayo pague el precio por el fracaso del Congreso en aprobar una legislación que implemente las decisiones del Caso Avena, de la Corte Internacional de Justicia”.

“Seguimos intentando todas las opciones de apelación para hacer valer el derecho del señor Tamayo al examen de la violación de sus derechos consulares”, había dicho Levin en la tarde.

Luego de un recurso ante una Corte de Apelaciones de Texas, los abogados de Tamayo habían presentado al promediar la jornada tres recursos de último minuto ante la máxima instancia judicial estadounidense en Washington, que finalmente les fueron rechazados.

El martes, un juez federal de Texas rechazó una demanda para postergar la ejecución y volver a revisar el caso, como decidió la Corte Internacional de Justicia en 2004.

Varias organizaciones de derechos humanos, incluida Amnistía Internacional, denuncian “la violación vergonzosa del derecho internacional”, tanto en este caso como en los de unos cincuenta mexicanos que se encuentran en el corredor de la muerte en Estados Unidos.

La ejecución de otro mexicano, Ramiro Hernández de 44 años, fue fijada para el martes 9 de abril en Texas.

Presiones políticas y diplomáticas

El martes, el gobierno federal estadounidense ejerció su presión sobre el Estado de Texas para que suspendiera la ejecución, mientras que el gobierno mexicano volvía a manifestar su rechazo a que Tamayo Arias sea ejecutado.

“Simplemente pedimos se postergue la ejecución hasta que podamos ver si el hecho de que no gozó de sus derechos consulares conforme a la Convención de Viena fue perjudicial”, resumió la portavoz del Departamento de Estado, Marie Harf.

A fines de 2013, el secretario de Estado John Kerry ya había solicitado una prórroga para Tamayo Arias ante el gobernador de Texas, Rick Perry, al insistir sobre “la obligación de Estados Unidos ante el derecho internacional” y las inevitables repercusiones que podría tener para los estadounidenses detenidos en el extranjero.

El tema fue nuevamente tratado el viernes entre Kerry y su homólogo mexicano en Washington, mientras que funcionarios de los Departamentos de Estado y Justicia hacían lo propio en Texas.

Sin lágrimas y resignado

“Nos dice a su mamá y a mí, pues que seamos fuertes, porque solamente Dios dice la última palabra. Él está resignado con lo que pase”, dijo el martes Héctor Tamayo, padre de Edgar Tamayo, en una entrevista radiofónica con el mexicano Grupo Fórmula desde Huntsville,

Tamayo Arias debía tener la mañana de este miércoles una reunión, que podría ser la última, con sus padres y dos hijas.

En Cuernavaca, una ciudad del centro de México, unas 200 personas marcharon el martes para protestar contra su ejecución. En Ciudad de México, frente a la embajada de Estados Unidos, otro centenar de integrantes de una organización defensora de los derechos de los inmigrantes llamó a anular la pena capital.

En Morelos, familiares de Tamayo hicieron rezos para pedir la conmutación de la pena o aplazamiento de la aplicación de la sentencia.

 

Últimas noticias

Zona multimedia

Voces

Lo más...