Otros temas: MundoArte y CulturaSe dice que...Suscríbete a Nuestro Newsletter

Mundo

¿Dónde estoy? | CENTROAMéRICA

Atacan a fotoperiodista salvadoreño durante disturbios en Nicaragua

El corresponsal cubría la crisis de rehenes en la basílica de San Sebastián en la ciudad de Diriamba. Su equipo fue robado por turbas afines a Daniel Ortega.

Redacción/EFE
Disturbios en la ciudad  de Diriamba. Foto tomada de El Nuevo Diario.
Disturbios en la ciudad de Diriamba. Foto tomada de El Nuevo Diario.

El fotoperiodista salvadoreño Marvin Recinos de la agencia de noticias AFP, fue agredido este lunes por turbas paramilitares afines al presidente Daniel Ortega en la ciudad de Diriamba, a 42 kilómetros al sur de Managua.

El mismo Recinos confirmó la agresión a través de un mensaje de WhatsApp. El corresponsal dijo que si bien sufrió golpes por parte de los paramilitares, estos no son de consideración y además informó que su equipo de trabajo fue robado por los simpatizantes del régimen sandinista.

En la ciudad de Diriamba, Recinos se encontraba cubriendo la liberación de un grupo de paramédicos y misioneros franciscanos sitiados por parapolicías en la basílica de San Sebastián.

A la liberación habían acudido el nuncio Stanislaw Waldemar Sommertag, el cardenal Leopoldo Brenes y el obispo Silvio Báez, los cuales también fueron golpeados por turbas de encapuchados que fueron protegidos por parapolicías, según constató la agencia EFE.

Además de Recinos, otros miembros de la prensa nicaragüense y periodistas extranjeros fueron heridos por los simpatizantes al régimen.

Lea también: Grupo de “parapolicías” irrumpe en iglesia y agrede a obispos de Nicaragua

Marvin Recinos. Foto tomada de Facebook.

Marvin Recinos. Foto tomada de Facebook.

La situación se presentó después de que una delegación de la iglesia católica, acompañada por la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPHD), entró en la plaza central de Diriamba, cuya basílica estaba rodeada por unos 200 encapuchados paramilitares y parapolicías, así como decenas de policías fuertemente armados y algunos de ellos también con los rostros tapados.

“Gracias a Dios hemos podido llegar a Diriamba y sacar a las personas que estaban en la basílica como rehenes. Lo que nosotros hemos sufrido no es nada comparado con lo que ha sido víctima la mayoría de los nicaragüenses”, dijo el obispo Báez.

El ataque a los obispos fue parte de los actos violentos que se dan en medio de una crisis que ha cobrado la vida de al menos 320 personas desde el 18 de abril pasado a causa de la represión del Gobierno, según la ANPDH.

El país centroamericano está sumergido en la crisis sociopolítica más sangrienta desde la década de 1980, con Ortega también como presidente.

Las protestas contra Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo iniciaron por unas fallidas reformas de la seguridad social y se convirtieron en una exigencia de renuncia del mandatario, después de once años en el poder, con acusaciones de abuso y corrupción.

Noticiero 1

Entrevista Al Punto

Últimas noticias

Zona multimedia

Lo más...